jueves, 20 de octubre de 2016

Sacerdote de Santiago Rodríguez aboga por el rescate y conservación de la cultura productiva dominicana.

Imágenes integradas 7
Gilberto Quezada.

Por Marcelo Peralta
prensaglobaldigital

Santiago Rodríguez, R.D.-El sacerdote de la Parroquia San Ignacio de Loyola, Gilberto Quezada, abogó por la implementación de programas delineados en bases y líneas de acción orientados al rescate de la cultura productiva del pueblo dominicano.
Entiende que los dominicanos tenemos que ser “cautos” para no caer en la  situación similar a la que padece en la actualidad el hermano pueblo de Puerto Rico, dice una nota enviada por Domingo Abreu.
El encargado del servicio religioso de la Parroquia San Ignacio de Loyola, habló en un acto realizado en la “Reserva Eco cultural” ubicado en la comunidad El Guanal con motivo del Día Mundial de la Alimentación, donde bendijo los alimentos preparados por el chef Raudy Torres en la que dijo que en la “Isla del Encanto” sus habitantes estás pasando por una   crisis económica desastrosa por descuidar su producción nacional, aplicando políticas neoliberales.

En la actividad estaban el agrónomo Julio Ovalle, el dirigente campesino Ramón Torres-Moncito-; la profesora Clara Valerio, el agrónomo Carlos Cabrera, el maestro de la mecánica Esmeldy-; Viejito Marte; el escultor Dionisio Peralta, Miriam Ovalle, Francisco Durán, el ecologista Domingo Abreu y otros.
La autoridad religiosa dice que el neoliberalismo como corriente económica, política capitalista, inspirada y responsable del resurgimiento de las ideas asociadas al  liberalismo  clásico que se aplicaba en Puerto Rico afectó drásticamente las actividades productivas y hoy sus efectos son desgarradores, “y de eso es que los dominicanos tenemos y debemos cuidarnos” dice.
Entiende que hay que disponer componentes de promoción, orientación con la finalidad de revalorizar y difundir el patrimonio, preservar la diversidad cultural, dotar de las herramientas necesarias a los productores nacionales con el objetivo de mejorar sus condiciones y la calidad de vida del hombre y la mujer de los campos.
Quezada dice que la República Dominicana tiene que proteger la producción nacional con el apoyo gubernamental, atender sus necesidades esenciales, proteger los intereses de los que están dedicados a las labores productivas.

Opinan que en la República Dominicana hay tierras fértiles y los agricultores dispuestos a sembrar, producir alimentos destinados al consumo nacional, atender las demandas de las exportaciones las que generan empleos y divisas al país.


Reitera que República Dominicana como país subdesarrollado no debe caer en las realidades en las que actualmente vive Puerto Rico, insistiendo por rescate y  preservación del patrimonio cultural, de cara a mantener una identidad e instrumento generador de alimentos y los ingresos que requiere la nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario