viernes, 14 de octubre de 2016

Mujeres de Dajabón inician peregrinaje al Palacio Presidencial exigiendo casas. Ya internaron una.

mujer  peregrina
Internada en Villa Sinda

Por Marcelo Peralta

Villa Sinda, Montecristi, R.D.-Mientras el gobierno de Danilo Medina gasta millones de pesos del dinero de los contribuyentes dominicanos en el pago de impuestos legalizando a miles de haitianos, tres mujeres solteras y con hijos iniciaron periplos desde Dajabón hasta el Palacio Presidencial en la Capital, a una distancia más 300 kilómetros a pie “mendigando” una vivienda.
 Peregrinas de Dajabón.
Reclaman ser favorecidas con apartamentos “Los Socias” del Proyecto Habitacional Uno del Instituto Nacional de la Vivienda-INVI- los cuales fueron asignados a un Capitán y un Mayor del Ejército de la República Dominicana-ERD- los cuales amenazan a las mujeres con sacarlas a la ”fuerza” echando nos niños a las calles.
 2
La peregrinación la iniciaron las señoras Luz García, Martina Peralta, María Consuelo Contreras, María Yoselín Camacho y Yolanda Colón, sin embargo, tres de ellas han continuado la marcha y una ha sido internada en una clínica en Villa Sinda, municipio de Guayubín provincia Montecristi debido a deshidratación.

Las mujeres colocaron cadenas y potentes candados a las puertas y encerraron a sus hijos e hijas a fin de evitar que los militares las desalojen, quienes mantienen presionadas y amenazan con sacarlas a la fuerza de los inmuebles.

Dicen que decidieron recorrer más de 300 kilómetros porque no tienen donde vivir y apelan a la sensibilidad del Presidente Danilo Medina para que no se cristalice las pretensiones de los militares.

“Esperamos que el Danilo Medina nos reciba, nos dote de viviendas para proteger a nuestros hijos e hijas” dijeron.

“Queremos que Dios nos dé fortaleza para llegar a la meta anhelada y poder hablar personalmente con el Presidente Danilo Medina” dijeron este viernes las mujeres del peregrinaje.

Afirman que inválidos, madres solteras, minusválidos, hombres y mujeres convertidos en vegetales, ancianos sin familias que estaban desde principio en la lista de beneficiarios fueron sacados para favorecer a ricos y militares.
  
“Nosotras vamos rumbo Dios mediante al Palacio Nacional con la esperanza de que el Presidente Danilo Medina nos reciba” dicen las peregrinas.

Sus hijos e hijas menores de edad las han dejado al cuidado de sus abuelos y vecinos, trancados en los apartamentos ocupados.

Con lágrimas en los ojos y denostando “impotencia” las mujeres con sus rostros compungidos cifran sus esperanzas de poder tener fuerza y ser recibidas por el gobernante al que plantearán sus necesidades.

No tienen exactitud de sus arribo a la Capital, aunque dicen que cifran sus esperanzas en que Dios les de fuerza parea cumplir la meta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario