lunes, 19 de septiembre de 2016

Muere Elena Espinal hermana de Cuco Espinal, esposa de Ángel Cabrera y madre de Ángela y Fanchy.

Elena Espinal.

Por Marcelo Peralta.
San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D.- Pesar ha causado la muerte la tarde de hoy lunes de Doña  Elena Espinal hermana de Frank (El Taqui), Marcelino (Cleto), Elba Dominica Espinal (Mimin), Apolinar (Neno); Félix, Simón, Dioscórides (Cuco), Pedro Guillermo (Blanco) y Patria Espinal.
Su deceso se produjo a las 4:00 PM de la tarde de este lunes y tenía 81 años de edad.
Doña Erisnelda Elena Espinal Núñez viuda Cabrera venía padeciendo quebrantos de salud y falleció en la calle San Ignacio  numero 36 frente al Oasis Don Chucho en Pueblo Arriba.
Además, era tía del economista y funcionario del Banco Central de la República Dominicana, licenciado Yamil Espinal; del locutor José Joaquín Espinal y otros.
Era esposa del fenecido Don Ángel Cabrera quien laboró por muchos años en la sucursal del Banco Agrícola de esta ciudad.

La pareja procreo a Ángela Cabrera, pasada reina de las Fiestas Patronales “Nuestra Señora de Las Mercedes” patrona del municipio San Ignacio de Sabaneta.

Además, era su hijo el dinámico, pimentoso y popular Francisco Cabrera Espinal-Fanchy-.

Otra de su hija Elena Espinal, esposa de Samuel Aquiles Hernández.

También, eran sus hijos e hijas Mayra, César y Alejandrina (Yia).

Le sobreviven, además, 6 nietos que son Samuel, Ligia Elena, Elenisa, Héctor Enmanuel, Mayra Elena y Diana Patricia.

Y su biznieto Jasson Fernández.

La señora Erisnelda Elena Espinal viuda Cabrera, será recordada por haber sido una esposa ejemplar, solidaria, hospitalaria, atenta, amistosa y madre abnegada, abuela cariñosa dotada de hábitos y costumbres morales que adornó durante su trayectoria en este globo terráqueo.

Sus familiares hacen los preparativos religiosos y funerales, cuyos restos serán sepultados este martes en el cementerio municipal de aquí.

Doña Elena provenía de un tronco de familia noble y con apellido de abolengo.

La muerte de Doña Elena Espinal no solo nos trae tristeza a sus familiares más cercanos, sino que enluta a sus vecinos y a quienes la conocieron y trataron y sufrirán por su partida.
Quienes conocimos a Doña Elena Espinal, de hablar pausa, su caminar lenta, servicial,. De trato humano la recordaremos por su forma de ser y tratar a los demás.

La despedimos con el adiós y que descansa en paz.

                                     A Doña Elena Espinal.
Te fuiste de mi lado.
En silencio fue tu partida.
Mi corazón se ha desangrado
por tan súbita despedida.
Tu espíritu luchador
a la vida se aferraba.
Más Dios, desesperado,
a su lado te llamaba.
En ángel te has convertido.
Velando por nosotros estás.
Aguardando que se cumpla la cita
de reunirnos en la eternidad.
Sin embargo, me parece tan lejo.
Quisiera ahora poderte abrazar.
Te busco, te llamo. No te encuentro.
Dime… ¿Cómo me he de consolar?
Tu amor incalculable
mis faltas por alto pasó.
Porque el querer de una madre,
ese, no tiene comparación.
Sé que en el cielo habitas.
Al lado de Dios has de estar.
Aguardaré paciente el día
en que nos volvamos a encontrar.
Entonces será para siempre.
Nada ni nadie nos podrá separar.
No temeré cuando llegue mi momento
pues tu presencia me confortará.
Que tu presencia me rodee siempre
hasta que se cumpla mi destino.

Anónimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada