jueves, 31 de diciembre de 2015

Santiago es un solo “pito”.

Por Marcelo Peralta
Santiago, R.D.-Las calles y barrios de la ciudad de Santiago es un solo radio, con música diferente, calderos hirviendo con carnes  variadas, en cualquier esquina y extremo vendiendo la libra de cerdo horneado a 250 pesos las 16 onzas.

Hombres, mujeres, adolescentes y jóvenes ocupan las aceras esperando la despedida del 2015 y la llegada del 2016.

Un carretillero de origen haitiano atento para recoger las botellas y venderlas.

Pese a la alegría y júbilo de dominicanos por salir del ano viejo y la esperanza de recibir el nuevo, calles y aceras están llenas de desechos sólidos por la ineficacia en el proceso de recogida por parte de la Alcaldía y las compañías contratadas por esa institución.

A pesar de la deficiencia en la recolección de desperdicios, las personas tratan de obviar y dejar de lado esa problemática que acarrea la actual administración.


Por estos dias, las personas están en ron, cervezas, comer, gozar sin  medir las consecuencias que se deriven a partir de la llegada del venidero año 2016. 

Como en tiempos anteriores no faltaron las explosiones de fuegos artificiales, especialmente en el club del Banco de Reservas ubicado en la avenida Hispanoamericana donde ya se ha hecho una tradición esta actividad por parte de ejecutivos de esa institución bancaria gubernamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario