lunes, 21 de diciembre de 2015

Ladrón que casi mata sacerdote ahora no aparece ni en los santos espiritistas.

Benito Hierro.

Por Marcelo Peralta
Santiago, R.D.- Todavía anda como “Juancito el Caminador, Campante y Sonante”, El Chacal”, Antonio Payero-Tony-, supuesto ladrón que la madrugada de este domingo penetrara a la parroquia “La Altagracia” y el sacerdote B
enito Hierro lo enfrentó, pero éste lo agredió y lo mandó al hospital ocasionándole heridas de 14 puntos de sutura.

El sacerdote 
Benito Hierro con la cabeza bañada en sangre, el ladrón no tuvo compasión y logro salvar su vida milagrosamente, porque los vecinos escucharon sus gritos y acudieron en auxilio, lo llevaron al hospital, los médicos lo lavaron, lo curaron, el cocieron el “coco” y lo regresaron al centro religioso donde allí, lentamente se recupera.

La Policía en Puerto Plata, dice que trata de localizar al “ladrón” “El Chaval” y no haya el lugar donde se esconde, a pesar de versiones de vecinos que dicen que su escondite todo el mundo lo sabe.

El sacerdote Benito Hierro con la cabeza partida y llena de sangre y si no es auxiliado por los vecinos “El Chacal” que no es el que trabaja en el programa televisivo de “Don Francisco” se hubiera “lambido” al pobre religioso.

Las versiones es que el famoso “El Chacal” que tiene en ”jaque” a los moradores del entorno, y la Policía lo sabe, penetró sigilosamente en horas de la madrugada a robar a la parroquia y el sacerdote Benito Hierro, hombre sano trató de persuadirlo con palabras de convencimiento y este que ni come cuento y menos cree en relajo, sin son ni son le respondió a palos limpios hasta partirle la cabeza y llenarle el cuerpo de sangre.

El intruso, incursionó a la Parroquia La Altagracia en el sector Conani en la Urbanización General Gregorio Luperón de la parte baja de esta ciudad, agrediendo inmisericorde y salvajemente a palos limpios al cura que lo único que hacía era gritar y pedir auxilio.

Tiene heridas en la cabeza ocasionadas por “ El Chacal” quien utilizó un pedazo de madera y en el Hospital al sacerdote le tuvieron que reconstruir toda el área lesionado y aplicarle 14 puntos de sutura.

De acuerdo a los informes el supuesto malhechor fue sorprendido por el religioso cuando penetraba por el patio del templo católico en horas de la madrugada de ayer domingo y al tratar de convencerlo de que se fuera sin hacer daño, sin embargo, este la arremetió a palos.

El padre Hierro fue auxiliado por residentes del sector Conani, quienes intentaron linchar al agresor y ojalá que la Policía no se invente otros cuentos de los que ya nos tiene acostumbrados
.



No hay comentarios:

Publicar un comentario