martes, 17 de noviembre de 2015

Padre de comerciante asesinado en Navarrete pide justicia.

Por Marcelo Peralta.

Navarrete, Santiago, R.D.- El padre de un comerciante asesinado a balazos y despojado de 22 mil pesos pidió hoy a la  Policía que se investigue al joven que trabaja con su hijo ya que cuando fue en la madrugada a buscarlo este se negó y el único que sabía donde la victima guardaba el dinero dentro de la camioneta era él.

Don José Amado Adames, padre de la victima Nicolás Amado Adames Martínez, de 40 años de edad, dice que la Policía tiene que investigar bien el comportamiento del ayudante de su hijo para que el hecho no quede impune y que en determinado caso se culpe a inocentes.

El obrero reitera que la única persona que conocía el sitio en la camioneta donde su hijo guardaba el dinero en una gavera era quien labora con su hijo y los ladrones después de matarlo de un tiro a la cabeza fueron directo donde estaba guardado el dinero.

El comerciante asesinado Adames Martínez acostumbraba comprar productos agrícolas en el Hospedaje Yaque del Norte en Santiago para trasladarse a Puerto Plata a venderlos, relata su padre.

En la escena del crimen, la Policía  Científica colectó evidencia entre ellas 2  casquillos de pistolas calibres 40 y un proyectil mutilado.

El cadáver fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para los fines legales.
    
El Departamento de Investigaciones de Homicidios está indagando el hecho.

Trata de establecer las circunstancias en que ocurrió el sucedo y dar con el paradero de sus autores.


Adames Martínez conducía una camioneta de su propiedad la   madrugada de ayer lunes y cuando circulaba por el barrio San Miguel del municipio de Navarrete a las 4 de la madrugada cuando se dirigía hacia el Hospedaje Yaque del Norte han sido interceptado por los desconocidos y ultimado a tiros.

Andaban en una motocicleta y se dicen que eran tres los asesinos, quienes tras cometer el hecho, huyeron, llevándose la suma de 22 mil pesos que estaban en un lugar escondido dentro de la camioneta.

Residía en la calle María Trinidad Sánchez en Navarrete y dice la Policía que al suceder el crimen lo acompañaba Marcelino Pérez Alcántara, de 22 años, en la camioneta Toyota, gris, placa  L112161.

Sigue indetenible la ola de asaltos, y atracos y asesinatos en contra de los ciudadanos que mantiene a los santiagueros preocupados, quienes piden cambiar el accionar policial, y enfrentar con energía la delincuencia que les arropa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada