miércoles, 25 de noviembre de 2015

25 de noviembre asesinatos de Patria, Minerva, María Teresa Mirabal y el chofer Rufino de la Cruz.

Hermanas Mirabal.
Por Marcelo Peralta
Cada  25 de noviembre, se recuerda el vil asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal.

Rufino de la Cruz. 

Esas tres valientes heroínas y el chofer comunitario Rufino de la Cruz un servidor social cayeron en las manos de militares al servicio de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

El 25 de noviembre del 1960 las Hermanas Mirabal regresaban desde Puerto Plata de ver a sus esposos en la cárcel San Felipe de Puerto Plata por ser contrarios al gobierno de Trujillo jeep conducido por el chofer del pueblo Rufino de la Cruz.

Un grupo de esbirros al servicio de la dictadura dirigido por el teniente Alicinio Peña Rivera, fue que ejecutaron las tres mujeres y a De la Cruz.

Los calieses asesinaron a palos y puñaladas a las Hermanas Mirabal y ahorcado al chofer Rufino de la Cruz.
Consumado el abominable y cuádruple crimen, los asesinos “metieron” sus cuerpos en el vehículo, lo tiraron a un barranco para simular un accidente de tránsito.
Estos asesinatos causaron indignación entre amplios sectores de la sociedad dominicana y repercutió en el mundo.
Trujillo, todavía no conforme con los cuatro asesinatos, ordenó confiscar los bienes de la familia Mirabal.
La sangrienta mano de hierro del tirano silenció a las tres mariposas y al chofer Rufino de la Cruz, no era exclusivo de Las Hermanos Mirabal, sino que era hombre social y comunitario que servía a los mejores intereses de las provincias del Nordeste.
El 30 de mayo del año siguiente caería abatido cuando se dirigía hacia su natal San Cristóbal. Murió como vivió: a sangre y fuego.
Hasta allí llego la lucha de las tres hermanas, Patria, María Teresa y Minerva Mirabal y la del chofer servicial Rufino de la Cruz, un día como hoy 25 de noviembre de 1960, planificado y ejecutado por la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina.
Supuesto, la orden de matar a las hermanas Mirabal habría sido ordenada  por Trujillo desde el día 4 de noviembre del 1960.
Sin embargo, fue el 25 que crearon las condiciones para la ejecución, ya que Trujillo sentía un odio visceral hacia las hermanas.
Estos y otros crímenes, rebosaron la copa donde hay quienes dicen que Estados Unidos, protegió al sátrapa Trujillo,  se prestó a sacarlo del país, repatrió 40 millones de dólares, lo instaló en Brasil.

Dias después, una comisión de militares al servicio del dictador y de Estados Unidos, trajeron desde Villa Los Almácigos provincia Santiago Rodríguez en la Región Noroeste a Wenceslao Tejada, por su parentesco a Trujillo, lo embistió como Presidente, planificó y facilitó el atentado ocurrido el día 30 de mayo del 1961.

Se ha dicho que desde Brasil, el mismo Estados Unidos movió a Rafael Leónidas Trujillo a España, desde ahí a Paris en Francia donde murió tiempos después.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada