lunes, 15 de junio de 2015

Tener cuidado.


Algunos haitianos se irán por las buenas. Otros habrá que aplicar la ley, porque hay sectores de Haití y de aquí que boicotearon el Plan y lo harán de nuevo con las deportaciones.

“Cuando cae un árbol hace más ruidos que cuando nacen mil”.


Por Marcelo Peralta

La República Dominicana juega a partir de hoy una pelota muy caliente.

El horno no está para “galletitas” ni “para ablandar habichuelas”.

Se impone actuar con mesura, sin miedo, ni debilidad, pero con dureza como dispone la ley contra quienes la violan.

Hay que tener cuidado pues no en todos los sectores existe transparencia ni conciencia.

Existen que grupos criminales, “maestros en criminalidad de Haití” podrían filtrarse y causar asesinatos y culpar a República Dominicana y hacerle daño a la gestión de Danilo Medina.  

En las deportaciones habrá inconvenientes, pues hay sectores poderosos y enemigos del país que provocarán problemas como vinieron a Santiago y ahorcaron a un haitiano para desacreditar al pais.

Cuando se habla de deportaciones no es atractivo, pero hay que tener cuidado y no ser demasiado iluso ni ingenuo, porque millones de “ojos” están sobre nosotros, especialmente los enemigos internos y externos.

Los valores límite no sirven de nada por sí solos y el país tiene muchos enemigos “GRATUITOS”.

Muchos que las deportaciones son injustas cuando es hecha por República Dominicana, contraria a cuando las hace Estados Unidos que hasta por violar la Ley de transito es sacado de allí y sin apelaciones.

Pero, a pesar de todo, hay que tener cuidado y la prueba que hoy asume la República Dominicana es  un precedente con el que hay que tener cuidado.

Que prevalezca un mismo juicio en aras de la unidad del sistema de requisitos, las filtraciones de grupos criminales de Haití para provocar exageraciones, muertes y desacreditar al país.

Tener cuidado no es obstaculizar las deportaciones sino con grupos anarquistas de Haití podrían infiltrarse y provocar muertes para boicotear el plan.

También hay que tener cuidado de no favorecer la creación de situaciones que incrementen las dificultades y el malestar de la gente.


De modo que hay que tener cuidado por los desenlace, porque algunos haitianos se irían sin problemas, mientras otros se resistirán a acatar la Ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario