miércoles, 10 de junio de 2015

Manuel Agustín Saint Hilaire y las maravillas de Dios.

Manuel Agustín Saint Hilaire.
Por Marcelo Peralta.
En la quietud de hoy miércoles, al abrir mi pequeña computadora vi un mensaje escrito por el agrónomo sabanetense radicado en Estados Unidos, Manuel Agustín Saint Hilaire uno de los vecinos más solidario que ha parido la calle Pedro Thomas en la ciudad San Ignacio de Sabaneta, provincia Santiago Rodríguez.
Enfermo, alicaído y desanimado por dolencias corporales que arrastraba desde tiempos atrás y la titánica labor de un grupo de médicos han podido, con la intervención divina controlar la dolencia corporal.

Hora más tarde, Juan Pablo Bourdierd se ha sensibilizado ante el dolor corporal de nuestro coterráneo y vecino Manuel Agustin Saint Hilaire quien está postrado en un hospital de Estados Unidos.

La suerte es, que Manuel Agustin Saint Hilaire ha sido llevadlo al Hospital San Barnabas, cuyo centro de salud lleva el nombre de aquel a apóstol originario de Chipre y quien fue un judío que perteneció a la tribu de Leví, que se diferenciaba de San Pablo por su desigual autoridad respecto al resto de los 12 apóstoles, pero que tenía tantas virtudes como el que más y vivió durante el siglo I.  

Papanin, como es conocido en San Ignacio de Sabaneta un hombre solidario, humilde, excelente profesional de la ciencia, el aprendizaje y la instrucción.

Caleteó vía cibernética pidiendo que escribiera algo para elevar su autoestima a Manuel Agustín Saint Hilaire y que lleve aliento y perseverancia a sus familiares.

Los verdaderos y reales amigos no son aquellos que viven a diario quitándole el pan de la boca al próximo, sino en momentos difíciles están a su alrededor.

Y como estuve enfermo postrado en una cama, al borde de la muerte, sin habla, sin movimiento, sin vista, sin conocimiento, sin esperanzas de vida, y las fuerzas de Dios se impusieron y me recupere, soy presa de los sufrimientos y testigo del poder de nuestro creador.

He sido un “soldado” de los que requieren de mí, he decidido escribir para que Dios lleve alegría, fuerza y sanación a nuestro hermano Manuel Agustín Saint Hilaire.

Eres una creación especial de Dios, un alma viva, original, única, maravillosa y noble.

Quiero decir que eres un hombre bueno, espléndido, necesario y debe apreciar la maravilla de la que Dios nos ha formado.

“Que Dios cuida la maravilla de tu propio cuerpo”.

“La maravilla de tus ojos que ven, tus oídos que escuchan, atrapando formas, colores, cercanías, lejanías, silencios y sonidos”.

“Maravillosa es la obstinada fortaleza de tus huesos”.

“La belleza pura de sus extremidades”.

“La destreza de tus manos”.

“La senda de tu pensamiento en los laberintos del cerebro y el cauce de la sangre que corre por tus venas”.

“Maravilloso es el pasaje del aliento que aviva los fuegos de tu vida”.

“Maravilloso es el camino de la comida transformada en células vivas”.

“Maravillosa es la vía del poder sanador que restaura tus tejidos”.

“Maravilloso es el sendero de la vida que creativa y utiliza la substancia de sí misma para fabricar un cuerpo nuevo para un alma viva”.

Y recuerda que eres un hombre de fe, demostrada desde tu “lecho” clamando a Dios por su sanación y por la de los demás enfermos en el mundo, con plegaria a los que menos recursos económicos tienen para pagar las consultas y medicamentos.

Has hecho esos pedimentos, sin saber que eres uno de los hijos del que creó el alma humana.

Que fue Dios que hizo tan maravillosa y poderosa las virtudes a los humanos que llegan en momentos oportunos hacia él que ni la extraña, ni la ve, pero si la recibe con efectos positivos al instante.

Hay ocasiones en que como humano se es difícil percibir que poseemos tantas virtudes y protección del Creador, que aun no llegamos a entender la totalidad de su alcance y significado.

 Cada vez que tenemos dificultades y clamamos por la intervención de Dios, la recibimos porque somos sus hijos, quien  nos hizo la vida de la que hoy disfrutamos.

“Es impostergable decir que Manuel Agustín Saint Hilaire es como las hojas que son parte del árbol”.

“Eres como los granos de arena que son parte de la tierra”.

“Como las células de tu cuerpo son parte de ti”.

“También, porque Dios lo ha  querido así, eres parte de su espíritu”.

“Conscientes debemos estar, es que el mar avanza con la ola que sale de sí mismo”.

“De sí mismo el cielo crea la nube en movimiento”.

“De sí mismo el Espíritu de vida despliega una variedad interminable de criaturas vivas”.

Es como decía el poeta, “eres la cresta de la ola, la forma de la nube, de la vida humana llamada tú, de la fuerza del océano, el movimiento de los cielos y el Espíritu de vida”.

Manuel Agustín, eres una creación especial de Dios, un alma viva, original, única, maravillosa y noble.

Los poderes con que Dios ha dotado al hombre los hace capaz de que con tu mente puedes crear belleza y buscar la verdad de lo creativo.

Con esos poderes,  puedes hacer sueños de  perfección.

Hacer sentir en ocasiones, el descontento generalizado a veces, como emblema de la humanidad.

Puede lograr perseverar en determinadas circunstancias evocar el pasado, planificar el futuro, elevarse sobre la neblina y llegar hasta las estrellas más lejanas.

Es capaz de explorar el átomo, adentrarte solo en la quietud de ti mismo y si tiene fe y hecho obras sociales hacia su semejante eleva plegarias y con sus oraciones hacia Dios es escuchado y sanar las dolencias corporales, aunque el  médico dude de su recuperación.

El poder mental del hombre puedes dar forma a herramientas retorcidas y adquirir el objetivo perseguido para hacer con ese metal la obra que anhela.

El dominio del que ha dotado el hombre sobre el universo y el poder de Dios es externo.

Quien aprecias la maravilla de tu propio espíritu, es obediente a los designios de Dios es capaz de lograr la maestría de ti mismo.

Obedecerle y hacer obras a favor de los que menos tienen, darle de comer al hambriento, es un aliciente con que Dios da forma al universo físico, cuyos secretos más sencillos apenas son descubiertos por los físicos más sabios.

Los seres humanos desprendidos de las cosas materiales son uno con el Dios que, en el laboratorio crean células y sustancias similares a las que los químicos no pueden duplicar en acres de complejos industriales para producir alimentos a la humanidad.

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
Aquí estas tu plegaria Manuel Agustín.

Ayer acudí al Hospital San Barnabas del Bronx, donde el doctor Emilio Goez y un equipo de médicos me practicaron un cateterismo para que mis venas y arterias obstruidas en un 63% pudieran funcionar normalmente

Hoy desperté y al tocar mis pies pude percibir la sensibilidad que por más de una década había  dejado de sentir.

Gracias a Dios por estar conmigo en todo momento a los doctores, Goez, Eisen, Leon, Patel, Figueredo, a la anestesista Cabrera, a la enfermera pos operatoria la filipina Gisela Blanco, a mi yerno Darlin por soportarme 12 horas y confirmarme lo que he dicho Tomy en los matrimonios de Angelca y Angélica.

“No he perdido dos hijas, he adquirido dos hijos”.

Gracias a mis familiares y amigos por el apoyo que me han profesado siempre.

“Ayer estuve, hoy estaré, mañana y siempre agradecido de que Dios me ha hecho a mi favor, la paz, tranquilidad y armonía de mi familia, amigos y relacionados”.

“Pido que también, al Dios Todopoderoso” que interceda por todos los enfermos del mundo,  especialmente con los más necesitados y los dominicanos.


"AMEN”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada