lunes, 15 de junio de 2015

Estados Unidos “juega sucio”.


Por Marcelo Peralta
Estados Unidos sigue jugando “sucio” contra República Dominicana buscando concretizar su propósito de unificarnos con Haití en el año 2020.

República Dominicana ha sido muy “sumisa” ante las macabras maniobras Estados Unidos, Canadá, Francia, Unión Europea y internacionales interesados en llevar a cabo el plan de la unificación de las dos naciones para el 2020 y ha sido burlada, humillada y su sede diplomática en Puerto Príncipe ocupada ilegalmente, así como en otras zonas e Haití .
Esas potencias y la complicidad de la clase política y empresarial dominicana planean “borrar” la obra de Juan Pablo Duarte, sepultar la Soberanía Nacional, la Bandera, Himno, Escudo similar a lo sucedido en la Puerta del Conde.
Lo que está sucediendo en la tierra de Juan Pablo Duarte y los demás patriotas es  similar a lo inventado en 1988 por el norteamericano Alex Randoph y el juego de las “cartas familiar”.
Se trata de una mecánica de puja a ciegas, donde cada jugador coloca una de sus cartas esperando ser el que ha jugado la más alta y al originarse un “caos”, lo añade una regla que elimina de la subasta todas las pujas iguales.
A estos se añade, y ahí está la perspicacia de Estados Unidos escoger al canciller haitiano Lener Renauld, presidente de la Organización de Estados Americanos, entidad que cada mes gasta millones de dólares para que haitianos sigan entrando a nuestro territorio sin importar si están enfermos, locos y sus condiciones sociales.
Con el “relajo” del Plan de Naturalización el país ha sido invadida por haitianos con la tolerancia del gobierno criollo y el visto bueno de Estados Unidos, Canadá, Francia, Unión Económica y la permisibilidad de los políticos y empresarios criollos para unificarla en el 2020, y convertirla en Narco-Estado” y refugio de delincuentes.
De los “cuartos” que los dominicanos pagan de impuestos con la compra de bienes y servicios, el gobierno de Danilo Medina y  su corporación PLD por un tubo y siete llaves han gastado miles de millones para legalizar a ilegales, criminales, narcotraficantes y delincuentes que vienen desde Haití y quieren avasallar a los nativos.
El Plan de Regularización busca resolver el estatus legal de extranjeros residentes en el país desde el año 1929 establecido en la sentencia  168-13 del Tribunal Constitucional del 23 de septiembre 2013, coordinado por la Junta Central Electoral.
El ministerio de Interior y Policía, José Ramón Fadul se ha convertido en la “vedette” quien a su cargo el haber reclutado el personal que realiza el trabajo de empadronar que tiene previsto terminar este miércoles 17.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada