sábado, 23 de mayo de 2015

Danilo Medina: Hombre de corazón limpio.

Resultado de imagen para fotos de danilo medina
Danilo Medina

Por Marcelo Peralta
Hoy lunes en el Partido de la Liberación Dominicana-PLD- se juega una pelota caliente, por lo que se debe hablar en español, porque la convivencia humana consiste en vive y dejar vivir.
Resultado de imagen para fotos de leonel enojado
Leonel Fernandez.
Al presidente del PLD y expresidente de la República, doctor Leonel Fernández hombre sagaz juega una pelota muy caliente, hablará y sobre esa alusión hay expectativas a granel.

Dentro de esa parcela política en el poder, unos se “frotan las manos” apostando por la división lo que no debe ser posible en esa entidad política disciplinada.

El hombre es una concentración de elementos positivos inserto para defenderse contra la ofensiva de los elementos negativos.

Si dos hombres andan por separados en la selva y una fiera ataca a uno de ellos, de seguro que el otro lo defenderá de ese feroz animal aunque nunca se hallan vistos ni hablado.

Es por eso que siempre está presente el instinto colectivista que le guiará para que dé su ayuda al “hombre y  no a la fiera”.

Aquí entra de plano que establece de que los cristianos con su “Jehová y su Biblia”, mientras que “los mahometanos con Ala y su Corán”.

La vida es maravillosa, es lo mejor que le pueda pasarle a un ser humano que cada día luche por preservar y conservarla.

Desde ese ángulo pueden verse cosas maravillosas,  y es como dice el refrán: “Vive y deja vivir a los demás”.

Hay sabores que sin ser muy subidos de sal o de azucares que en determinados momentos resultan desagradables a las personas.

Y es como le sucede a algunas personas que el “trago” le hace daños a los intestinos solo con verla en los tramos de los colmados.

Sin embargo, hay otras que se “comen el queso blanco, pero rehúyen  tomarse la leche” porque alegan les hace daño.

Hay seres humanos que desperdician el Sistema de Defensa Interna, gastan las energías que necesitan sus cuerpos, desperdician las ideas, en vez de orientarla a accionar hacia el progreso y la plenitud.

Estas no se dan cuenta que el ser humano posee capacidad orgánica muy especial olvidando que esa estructura está dotado del instinto de hambre.

A muchos el sistema de defensa interna les indica el momento en que debe alimentarlo maniobrando para evitar que su especie deje de existir.

Es un mecanismo que funciona para defenderse contra algo que constituye una amenaza  para la existencia misma.

Lo bueno es como el ser humano probo, humilde, ejemplar, honesto, trabajador “hay que protegerlo y cuidarlo”.

Las cualidades humanas, tangibles, de valía, honorable, de prestigio moral, social, organizativo merecen y necesitan cuidarlas.

Desde ese ángulo, tenacidad, esfuerzos, incansable, poseedor de capacidad, que la sociedad reconoce esa titánica labor y defiende lo bueno “porque se han ganado ese sitial”.

Los seres humanos ecuánimes, reflexivos, seguro en su accionar, confiado, justo, metódico, equilibrado y sincero trillan por senderos positivos.

Es ahí donde esas personas concitan el desarrollo personal, conquista el progreso, la simpatía, la amistad, merecen vivir y se torna impostergable respaldarlo.

Caracterizado por la buena disposición de ánimo, difunde amistad, alegría, salud sobre todos los actos de la vida, se posa sobre las tinieblas y es como un “faro que arroja luz”.

Danilo Medina es un hombre visionario, de corazón limpio, que da mayor vuelo a la inteligencia, embellece, resplandece a lo que de por sí es bello, infundiendo sentimientos como un “poema latente sin palabras”.

El ser humano de actitud mensurada, de adecuadas relaciones, reflexivo, meditador, infunde principios morales a su familia, de que reproduzcan los valores éticos que acaten las leyes de la sociedad y su misión es caminar recto para que puedan llegar lejos y sin tener que arrodillarse.

El apóstol cubano José Martí decía: ”Los hombres no pueden ser más perfectos que el Sol, porque éste quema con la misma intensidad que la luz que los calienta”.

Para el libertador de Cuba, la “personalidad hace al hombre lo que el perfume a la flor”.

Es bien sabido que el único animal que no tiene que trabajar para ganarse el sustento diario es el perro, y que su única misión es ser cariñoso con su dueño.

El hombre de buena disposición de ánimo, cultivador de amistad, alegría, confianza y solidario imprime confianza en todos sus actos de la vida como lo hace el presidente Danilo Medina que abraza a niños, niñas, al hombre y a la mujer del campo aunque estén hediendo a su dolor por la faena realizada en sus quehaceres.

“Hay que tener bien claro y presente, que el ser humano, es como las aves que se posan sobre las tinieblas porque es como un faro que  arroja luz” y eso es lo que sucede en los actuales momentos con el Presidente Danilo Medina.

El actual Mandatario es un hombre visionario y de corazón limpio, es lo que da mayor vuelo a la inteligencia, consiguiendo embellecer y resplandecen a lo que de por sí es bello, infundiendo sentimientos como un poema latente sin palabras.

“La gallina tiene que poner el huevo y cacarearlo”, como decía el profesor Juan Bosch líder del Partido de la Liberación Dominicana-PLD-.

“La vaca tiene que dar leche para alimentar a los humanos” y el “que el canario con el movimiento de su pico está obligado a cantar para alegrar el entorno”.

Es de entender que el individuo que no se interesa por sus semejantes, es quien tiene mayores dificultades en la vida y causa las heridas más profundas a los demás.

De la boca de esos sujetos sin formación ni sensibilidad humana, es donde surgen todos los fracasos de él y de sus semejantes.

Los hombres de buenos modales, de pensamientos puros, siempre manifiestan, aprecian y valoran los progresos de sus semejantes.

Es como deci8r que la conciencia es el para el ser humano lo que significa la sangre que fluye por las venas para eficaz circulación del organismo humano”.

De la forma de actuar de cada persona es la que ordena el lenguaje y de su fuero emana la verdad, la equidad, los sentimientos, la dignidad, la nobleza, la pulcritud, el decoro, y por ende, la misma conciencia.

Evidentemente, un hombre de conciencia “recta no comete actos reprochables”.

El egocentrismo debería ser modificado entre los dirigentes de entidades, políticas, sindicales y gremiales debían ser canales para educar, edificar al ciudadano y nunca atender contra la buena convivencia.

El carácter, la personalidad y la conciencia se forman en el hogar materno y paterno, quedando sellados para toda la vida, sirviendo como ejemplo a sus descendientes.

La familia es la célula que determina la suerte de sus miembros y de la sociedad, porque a través de ella se fraguan las virtudes, convirtiéndose en el laboratorio primogénito.

El hombre creado por Dios está encarnado por la herencia biológica y cultural comunitaria, y se conforma de la unión matrimonial de sentimientos y moralidades.

Debemos ensenar en la familia y la sociedad que ella constituye la unidad medular indisoluble que se articulan e incide con una con la otra, que sirven de plataforma para la actual y venidera generación.

Las personas que provienen de un hogar de padres equilibrados, educados, conscientes, rectos,  regida por la disciplina, armonía y capacitada para aportar beneficios sustanciales a la sociedad, jamás distorsiona el molde con el que fue formado.

El profesor Juan Bosch formo el PLD bajo la disciplina a través de los círculos de estudios porque entendía muy bien lo que quería y necesitaba el pueblo dominicano y la clase de gobierno que ameritaba.

Estos modales se entretejen, surgiendo la interrelación prolongada y orientada hacia la vecindad, la escuela, el trabajo, el entorno, el crecimiento personal y social, lo que determina su propio carácter, aptitud que tiene como misión transmitirla a sus descendientes.

En mis años de adolescencia, mi madre que no sabía leer ni escribir siempre me día: La maldad no “pare hembra” y en caso de jamás prosperará. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada