domingo, 17 de mayo de 2015

Mi vida entre dos monstruos(12): ¿con qué se come el marxismo-leninismo?


Por Luis Amílkar Gómez.
Creciendo en un pequeño pueblo de la República Dominicana, escuchaba por la radio que mencionaban el "marxismo-leninismo" pero no entendía qué era eso.
Sabía que, al parecer, no era nada bueno porque se informaba muy a menudo que "en el allanamiento las fuerzas públicas ocuparon literatura marxísta-leninísta".
Conocía que los llamados "comunístas" tenían problemas con las autoridades de turno, pero no alcanzaba a entender el por qué.
No veía aún ninguna conexión entre comunismo y marxismo-leninismo.Tampoco nadie en Sabaneta se atrevía a hablar sobre el tema.
Trabajando como reportero de La Situación Mundial en Santiago, comienzo a relacionarme con todos tipos de dirigentes politicos, entre ellos, con los de la izquierda.
 A esos de la izquierda es que frecuentemente llaman comunístas y todos tienen un común denominador: eran enemigos acérrimos del régimen que dirigía el doctor Joaquín Balaguer. Comienzan los tipos a caerme bien. Mi amigo René Taveras, oriundo de la sección Mata del Dajao perteneciente a San José las Matas y a quien conocía desde Monción, me confiesa que es miembro del Partido Comunísta Dominicano (PCD). Pero lo de René era más rebeldía que instrucción política, por lo que el tiempo que compartíamos lo dedicábamos a escuchar a Joan Manuel Serrat y a Silvio Rodríguez.
El fue el primero que me habló de los países socialístas y de las becas que ofrecían a estudiantes dominicanos. Tenía la curiosidad y traté de conseguír libros sobre el particular en Amantes de la Luz y en Alianza Cibaeña, pero era literatura prohibida y no existía en los estantes de esas organizaciones.Por eso, cuando llego a Rusia en 1976 comienzo a indagar sobre el marxismo-leninismo.Carlos Marx.Lo primero que descubro es que el nombre viene de Carlos Marx, el gran filósofo y economísta alemán, y del padre de la revolución rusa y gran pensador Vladimír Ilich Lenin. Leo algunos tratados de Marx hasta desembarcar en su obra maestra El Capital y comienzo a entender el por qué en mi país era literatura endiablada, vilipendiada y prohibida. Marx habla de la explotación del trabajador por los dueños de los medios de producción(los burgueses), de que la riqueza es producida por el obrero quien vende su sudor al burgués y que, al final, todo se reduce a la creación de la plusvalía (la ganancia del patrón).
 Claro, de la plusvalía al trabajador le tocaba una miseria. Por esa relación de producción tan injusta entre asalariados y ricos, tanto Carlos Marx como su famoso homólogo Frederick Engels, consideraban que tarde o temprano las contradicciones acabarían en una explosión social terminando con el capitalísmo.Vladimír LeninMientras tanto, Lenin demostró en Rusia que al obrero había que sumarle el campesino pobre, para poder cambiar las estructuras de explotación que dominaban a un país mayormente agrario. Vladimír Lenin tiene la gloria histórica no solo de haber encabezada e idealizado la primera revolución triunfante de trabajadores, sinó el poner en práctica las teorías marxístas en el campo social. Muchos creen que Lenin fué solamente un hombre de acción revolucionaria. 
El fue un fecundo autor cuyas obras completas abarcan más de 50 volúmenes o tomos. Ahora sí tenía una idea de con qué se come eso de marxismo-leninismo y qué buscaban los pueblos de la entonces Unión Soviética, Cuba, Bulgaria, Hungria, Yugoslavia, Checoslovaquia, Polonia, Alemania Democrática, Vietnam y China. Ahora sí entendía por qué no querían que leyéramos a esos pensadores. Estudiaba la carrera de ingeniería, en medio de toda esta vorágine ideológica que bullía en mi cerebro, pero al mismo tiempo me mantenía analizando "dialécticamente" cosas que veía en mis andanzas por Moscú. Habían contradicciones en la vida socialísta de los rusos que no entendía y que trataba de explicarme a mi mismo sin resultado. Por ejemplo, los avances tecnológicos de la Unión Soviética, eran evidentes. Con la electrificación total del país se logró cambiar, el carácter inminentemente agrario del país, a una nación con una industrialización masiva.
La Unión Soviética puso en órbita el Sputnik, primer satélite artificial de la tierra el 4 de octubre de 1957. Yúri Alekseyévich Gagarin.El 12 de abril de 1961 envió al primer ser humano al espacio, tocándole el honor al cosmonauta Yúri Alekseyévich Gagarin en la nave Vostok.Valentina Vladimirovna Tereshkova.En el Vostok 6, el 16 de junio 1963, pusieron en órbita a la primera mujer cayendo el honor en Valentina Vladimirovna Tereshkova.Se vieron obligados a embarcarse en una escalada armamentista, donde fabricaron la primera bomba de hidrógeno, aviones de guerra, tanques, unidades anti-aéreas, submarinos y barcos de última generación. Tuvieron que desarrollar sus propias maquinarias pesadas para la minería, transporte y construcción, ya que fueron aislados de los demás países desarrollados.
 Sin embargo, hubo un total descuido con el bienestar de la población que por los bajos se sentía descontenta, no tanto con el sistema político, sino con la incapacidad desmostrada por sus burócratas. Los dirigentes del partido comunísta se creían una casta superior y perdieron el contacto con el pueblo, ignorando sus anhelos y deseos de mejorar su calidad de vida.
Mientras la alta dirigencia soviética anunciaba con bombos y platillos la llegada del socialismo desarrollado a la vida soviética, los productos de primera necesidad eran de muy mala calidad y el sistema de distribución era lento y desigual. El papel de baño era pésimo, el jabón era una masa grasosa indeseable, la pasta dental era repugnante y la ropa, tanto para hombres como mujeres, era horrorosa.
 La cerveza (piba) tenía residuos en el fondo de la botella y la gente tenía que consumírla con la premisa de que "peor es nada."
De la ropa interior no les voy a hablar y de los zapatos quiero decírles, que los zapateros del empobrecido barrio de La Joya en Santiago, eran mucho más creativos.
Eso estimulaba el contrabando de ropa, bebidas y otros productos desde los países de Europa Occidental.
En ese movimiento ilegal de mercancías se vieron envueltos varios estudiantes dominicanos y de otras nacionalidades, muchos de los cuales, fueron descubiertos y expulsados del país.
 La mercancia más apetecida en el mercado negro era el pantalón vaquero o jean. 
El mismo era comprado en el extranjero por unos $50-$60 dólares y era vendido en Moscú por más de mil rublos.
Para que tengan una idea del precio, debo decírles que los estudiantes recibíamos 90 rublos al mes y eran suficientes para nuestras necesidades.
 Esos estudiantes contrabandístas vivían como reyes en sus habitaciones y las muchachas más bonitas desfilaban por sus cuartos. 
Una especie de narcotraficantes modernos. Las filas eran interminables en ciertos establecimientos que anunciaban la llegada de jabón, pasta dental y papel de baño del extranjero.
 A veces uno se metía en una de esas largas filas sin saber lo que estaban vendiendo al final de las mismas.
 En Moscú, la ineficacia del gobierno, creó la cultura de que "todo lo extranjero es bueno".
 Recuerdo que una vez, Chiche y yo entramos a una fila inmensa frente al restaurant Gavana (Habana) en la avenida de Lenin.
Después de casi media hora en la línea, un señor mayor entra brúscamente a la misma, prácticamente empujando a Chiche.
Cuando mi amigo le reclama al hombre del por qué no respeta la formación, el viejo abre la chaqueta dejando ver muchísimas medallas de las que entregaban a los soldados veteranos. "¿Usted peleó en la guerra, carajo?." 
Chiche calló inmediatamente, me miró y los dos sonreímos.
 Nunca invente contra un soldado del Ejército Rojo. 
Eso lo aprendieron los alemanes primero que nosotros.
 Retornando a mi vida universitaria, quiero puntualizar que el año 1979-1980 fue bien productivo en cuanto a conocer las interioridades de la ingeniería minera. Ya comenzaba a sentírme ingeniero.
Asimismo, mi amiga Ana Andrea, mi amiga dominicana residente en Puerto Rico, y su familia me ofrecieron ayudarme con el pasaje para que viajara a Republica Dominicana y visitara mi familia.
 En mi próxima entrega, les hablaré de ese viaje y sus incidencias.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario