jueves, 14 de mayo de 2015

Mayo mes de Las Madres.

Resultado de imagen para fotos de madres cargando hijos en brazos
Por Marcelo Peralta
Es tradicional que el último domingo del mes de mayo es el “Día de las Madres”, ser consagrado reductor de la humanidad.

Madre es el ser más sublime que existe en el globo terráqueo e iluminado por los rayos del Sol.

Desde que piensa en procrear a sus hijos e hijas y en el vientre nace el amor, el cuidado, la protección, cariño, amor, la educación, y es la primera en lanzarse de la cama cuando dentro de la cuna el niño o la niña llora.

Ellas, con sus vientres, buenos sentidos, con el latir de sus corazones, sensibilidad de sus ojos, sus fuerzas, amores,  moldean y enseñanza a sus hijos a balbucear las primeras palabras, los buenos modales, la ética, solvencia moral, prudencia, los educan para que sean buenos, ejemplos y valientes ciudadanos, servidores incondicionales a la Patria que los vio nacer.

Cada madre da amor, piden a Dios siempre por su cuidado y protección, anhela, desea, lucha, se sacrifica para que sus hijos e hijas sobresalgan en la sociedad.

Los alimenta, protege, educa, les enseña a hablar, pronuncia las primeras palabras del abecedario, les escribe las vocales, compra sus ropas, los alimenta, los baña, higieniza, muestra a sus vecinos y amistades, es la primera en ver salir los  dientes y mostrarlos a los vecinos.   

En este mes de Las Madres, ojalá que en República Dominicana llegue una época en que tomemos conciencia, nos eduquemos, valoremos, unamos esfuerzos, voluntades que permitan reducir el deterioro en la educación, salud y alimentos.

Ademas, la criminalidad, violencia, homicidios, tirantez, intriga, diatriba,  odio, egocentrismo, venta, tráfico y consumo de drogas, agresiones al medio ambiente, contaminación en todas las dimensiones.

Luchar para combatir las enfermedades, incremento de la incontrolable pobreza, medicamentos que no curan, carencia de agua dulce, detener la migración e inmigración, mejoría de la vida, falta de credibilidad social y espiritual, descomposición y desunión familiar, agresividad entre padres, madres e hijos.

Combatir la inseguridad ciudadana, sicariato, desconfianza en la Policía, corrupción, impunidad y manipulación de casos judiciales en los tribunales del país, para que los políticos y empresarios no se crean que son los dueños absolutos de la República Dominicana.

Enfrentar con ahínco, valentía, coraje y arrojo el egoísmo de empresarios y políticos que se creen que sus palabras y planteamientos son las únicas que valen descartando las de la mayoría.


Hay que acabar con e agio, deterioro en el sistema de aprendizaje, abusos de los fabricantes de productos  comestibles y farmacéuticos que por aumentar sus finanzas envenenan al pueblo adulterando las medicinas y los alimentos con aditamentos químicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario