jueves, 28 de mayo de 2015

“Así no, señor Papa Francisco.".

Resultado de imagen para fotos del papa francisco
Papa Francisco.
Por Marcelo Peralta.
Papa Francisco en parte estoy de acuerdo y en otra no.

El Papa Francisco ha halado las greñas a sus pastores en la República Dominicana.

Les ha pedido en una reunión hoy jueves en el Vaticano colaborar con las autoridades civiles para alcanzar soluciones solidarias a los problemas que afectan a la mayoría.

Exigió a los obispos que los visitan en el Vaticano que tienen que saber que en la República Dominicana hay que enfrentar los graves males que afectan a los pueblos.

Auge en el tráfico de drogas, trata de personas por la frontera con Haití, la corrupción, violencia doméstica, el abuso, la explotación de menores y la inseguridad social, con todo  eso estamos de acuerdo.

Ha dicho la máxima autoridad eclesiástica que es “inexcusable” no promover iniciativas de fraternidad, paz y armonía con Haití.

Otras de las exigencias del Papa a sus obispos dominicanos ha sido que el laico dominicano no descuidar su formación doctrinal y espiritual.

Y pidió buscar y cuidar el bien de los más desfavorecidos.

Al hablar de los inmigrantes pide que a los obispos hay que  saber integrar a los inmigrantes en la sociedad y acogerlos en la comunidad eclesial.

Les exige a sus pastores que lleven el mensaje de ser caritativos con los emigrantes que buscan mejores condiciones de vida en territorio dominicano.

Padre, entonces: Los miles de árboles que  cada día cortan los haitianos en suelos dominicanos, el deterioro de los ríos, las violaciones a mujeres, los  crímenes, los robos, trafico de drogas, armas, retenciones de vehículos, quemas de la Bandera  Nacional, ocupación de sede diplomáticas como ocurrió en Puerto Príncipe promovida por el propio presidente Michael Martelly como una provocación hay que soportarlos?.

Señor Papa Francisco si usted no lo sabía el inmigrante y más si esta ilegal en un país es una especie de “CRIMINAL” porque violan leyes, quita el derecho a otro a ocupar el lugar, cometen crímenes y se largan para su “maldito” territorio y el hecho y el dolor quedan “IMPUNE”.

 Sin embargo, ante las exigencias que usted hace a los obispos dominicanos, entonces exija a Estados Unidos, Francia y Canadá que devuelvan las riquezas que les robaron en épocas pasadas a los haitianos para vivan en mejores condiciones.

Sobre ese particular, el Santo Padre humilla a los países pequeños y protege a los desfalcadores mundiales y criminales como Estados Unidos, Canadá y Francia que con sus armamentos y mineras envenenan millones de personas con muertes seguras.

Quiere el Papa que República Dominicana asuma las cargas de los haitianos y libera a los criminales del Norte, a los canadienses y franceses que con empresas, fabricas de armas de fuego,  saqueos y otras acciones criminales envenenan a millones de personas en el mundo.

Papa Francisco, le respeto por ser el representante de Dios en la tierra, pero asi no de echarno la carga de los haitianos con su cultura divorciada de la nuestra. 

Así no, señor Papa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario