domingo, 15 de febrero de 2015

-El Mirador-

  thumbnail                                        
¿ A quién creerle?
 Por Luís Céspedes Peña

Los distorsionadores de acontecimientos, de un lado o del otro, están ganando importantes batallas políticas en los actuales momentos, en virtud de que, a través de los medios de comunicaciones, logran guiar los comentarios de la mayoría de dominicanos y hasta de los extranjeros que se encuentran en la nación fundada por Juan Pablo Duarte.

El último gran acontecimiento que hoy sacude a la República Dominicana, es el que se relaciona con el ex capitán del Ejército Nacional, Quirino Ernesto Paulino Castillo, condenado en Estados Unidos por narcotráfico.     

Hay una campaña, muy bien estructura, dirigida a destruir las posibilidades de un triunfo del doctor Leonel Fernández Reyna, líder del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ex Presidente de tres períodos de gobierno y posible aspirante a esa posición para las elecciones del 2016.

Esa campaña liga a Quirino con Leonel, pero ocurre que en Marzo del 2003, el militar fue juramentado por el entonces secretario de la Presidencia del gobierno de Hipólito Mejía, Sergio Grullón,  como coordinador por la reelección en las provincias San Juan de la Maguana y Elías Piña, para los comicios que ese mandatario perdió de Leonel Fernández Reyna en el 2004.

No se entiende cómo Quirino era el coordinador de campaña a favor de la reelección de Hipólito Mejía y al mismo tiempo promoviera el triunfo de Leonel, a quien éstos luchaban para evitar que retornara al poder.

Como el pueblo es súper inteligente, debe seguir analizando a quién apoyó Quirino. Pero mientras eso ocurre, lo que sí podemos decir es que al PLD le va a dar mucho trabajo para ganar las venideras elecciones, si se mantiene recibiendo “golpes” políticos, una parte de ellos salidos de las propias entrañas peledeístas.

 Hay que destacar que la oposición, básicamente de los Partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Revolucionario Moderno (PRM), se sigue aproximando al poder, si finalmente logran concluir unidos, aunque separados, porque  también están contando con la disimulada disidencia de altos dirigentes “morados”.

Unos, sólo creen en la reelección y los otros, en lo que diga Leonel, pero mientras eso ocurre, el pueblo sigue “bombardeado” de comentarios adversos en contra del líder del PLD, que es lo mismo que decir de todos los peledeístas.

 Pero eso no es lo peor. Algunos de los pre-candidatos presidenciales de esa entidad también se unieron al coro en contra de Leonel, el mismo que los mantuvo 12 años en las más elevadas posiciones del gobierno. ¿Con qué cara moral saldrán éstos a hacer campaña por Leonel? Y si ocurre que Leonel sea el candidato presidencial, ¿qué argumento utilizarán para entonces decir que éste es lo mejor para el país?

Pensamos que cuando el Presidente Danilo Medina y Leonel Fernández decidan si aspiran o no a la Presidencia de la República, las posibilidades, de los dos, de ganar las elecciones, estarán muy disminuidas por la oposición. El Presidente de la República sabe cuál es su posicionamiento electoral y también lo sabe Leonel. ¡Hay preocupación en la base del PLD, sin la cual no se gana!

Nadie en este país cuestiona el exitoso trabajo que está realizando el Presidente Medina, pero no hay ningún tipo de duda de que la oposición está maximizando esa labor, en el entendido de que éste sería más fácil de vencer que Leonel. La mayoría de dominicanos piensa que Danilo, de mantener el alto nivel de popularidad, será el candidato, sin discusión, del 2020.

Pero mientras llega el 2020, hay que ganar las elecciones del 2016, las cuales parece alejársele al PLD. El presidente Medina sabe que los mismos opositores que hoy hablan bien de la reelección, serán los primeros que desarrollarán una campaña de difamación de su gestión, si es el candidato presidencial.

En Santiago, hay opositores que usan medios de comunicaciones para cuestionar el por qué  el Presidente dedica tantos recursos económicos para las construcciones de escuelas e ignora la mayoría de los demás sectores ¡Eso es así, señor Presidente!

 Pero las estrategias de la oposición, alimentadas por algunos dirigentes peledeístas, entre los cuales no está el Presidente Medina, mantiene a esa organización sin un rumbo político seguro, sólo pensando en que los perredeístas terminarán desunidos electoralmente. ¡Y si se alían!, ¿qué va a ocurrir?

Debemos admitir que las continuas campañas contra Leonel, afectan su liderazgo. Eso sólo para si éste anuncia su pre-candidatura, aunque desaparezcan casi todas las demás, las cuales-estratégicamente, el ex Presidente de la República dejó que tomaran fuerza para mantener vivas las “chispas” peledeístas.

Hay que decir que la campaña en contra de Leonel se inició cuando éste todavía estaba dirigiendo el poder y se resistió a incluir la legalización el aborto durante la reforma constitucional del 2010. Desde ahí a la fecha, a Leonel no lo dejan tranquilo. La industria del aborto, que se siente perjudicada por el ex gobernante,  seguirá gastando millones de dólares y euros financiando campañas en su contra.

-Gracias por leernos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario