martes, 10 de febrero de 2015

Doctor Thomás Jáquez convierte su casa en museo


Juan Thomás Jáquez ofrece detalles 
al periodista Marcelo Peralta.

Fotos Juan Pablo Bourdierd
San Ignacio de Sabaneta Santiago Rodríguez, RD. -Hay ciudades que producen hombres sabios, de nobles sentimientos, de frágiles corazones, pensadores y forjadores para el bien común.

Si Viena se muere por Straus; Toledo lo hace por Carlos; Barcelona por Gaudí; París tiene su impresionante Torre y otros amores y la provincia Santiago Rodríguez, tiene un genial personaje que es el doctor en Odontología, maestro y mayor retirado de las Fuerzas Armadas, Pedro Juan Thomás Jáquez.

 Este humilde hombre usando los recursos económicos ganados en sus profesiones y ha creado uno de los museos más impresionantes del mundo que enaltece y sirven de orgullo a la provincia Santiago Rodríguez y especialmente a su municipio cabecera San Ignacio de Sabaneta. 

Este esforzado hombre es uno de los héroes anónimos, quien no sólo es un genio de la odontología, la Orientación Pedagógica, sino en de ciencia, la cultura.

Thomás Jáquez es un irrepetible compuesto de grandeza personal, bondad, inteligencia, generosidad, sacrificio, amor al género humano, fe en el esfuerzo, entrega ilimitada en sus creaciones, carisma, cultura, humildad, perseverancia y dotado de una simple humildad compartida con sus conciudadanos.

Ha convertido su casa en un museo, y pese a que el pueblo tiene esas riquezas culturales es poca conocida por los ciudadanos y ciudadanas del municipio de San Ignacio de Sabaneta.

Este inquieto y dinámico hombre que entregó 24 años, de sus 88 de edad que tiene en la actualidad a servir a la Patria de Juan Pablo Duarte y Diez y demás prohombres que ofrendaron sus vidas en aras de la Libertad e Independencia del país, es una persona digna de elogios y ser imitado.
Ha conservado y coleccionado más de 3, 500 objetos de un valor inconmensurable, y a pesar de su importancia, pocas personas saben de ese impresionante y rico en cultura de que está dotado este museo.

Su ingenio es digno de elogios y reconocimientos, porque ha invertido tiempo y dinero en estas creaciones, comprando árboles de procedencia argentino y comprando platos en porcelana, reloj de pared, objetos tainos, haitianos y africanos uniendo, así culturas de distintos continentes.

 Conserva discos de personalidades con apellidos de abolengo y de fama mundial, como de Carlos Gardel, Mario Moreno- Cantinflas-Mercedes Sosa, Toña La Negra, Mari Trini, Leo Fabio, Sandro de América, Felipe Pirela, José Manuel Calderón, Gilberto Monroy, Juan Locklard, del maeño Guarionex Aquino, entre otros.

 Tiene fotos de personalidades vinculadas a la región, política, la ciencia entre ellos el Papa Juan Pablo II; Benedicto XVI; del tirano Presidente dominicano Rafael Leónidas Trujillo Molina y de su hija Angelita y otras. 

Muebles que datan desde hace 45 de años de fabricados, pipas para fumar tabaco; platos, objetos de valiosísimo valor, bolas de cristales usadas en los barrios por jóvenes, revistas con reportajes de personalidades de renombres vinculadas a la farándula, al deporte, el arte, la cultura, la ciencia, la tecnología, la política y el comercio.
Su casa situada en la calle Pedro Thómas, número 54, construida de madera y en sus paredes, en el piso y en mesitas tiene diseminados 3, 500 platos de cristal, en porcelana y cerámica que datan decenas de años.
Reloj de pared, pipas para fumar tabaco. Conserva reportajes de la escritora de origen español radicada en República Dominicana quien trabajara en el Listín Diario ya fallecido Marianna de Tolentino.

 Existen discos de larga duración y ejemplares de revistas como la desaparecida revista "Ahora", el periódico "Ultima Hora", "Amigos del Hogar" y otras especializadas en arte y cultura.

 Muchas de esas piezas tienen procedencia de Argentina, Haití, República Dominicana, Egipto, Panamá, Venezuela, Cuba y otras nacionalidades.

 La impresionante iniciativa y esfuerzo de éste hombre, a pesar de que está a poco metros del Palacio de Justicia; Fortaleza General Santiago Rodríguez; Gobernación; Ayuntamiento; Policía; Parque Municipal; Oficias Públicas; Colegio Parroquial e Iglesia Católica y llama poderosamente la atención de que es poca conocida en el municipio de San Ignacio de Sabaneta.

 Thomas Jaquez ha pedido al gobierno central que debido a su avanzada edad y para conservar esas piezas venderla, sin embargo, hasta el momento no ha recibido una oferta.

 Título:
El título que lo acredita como médico en Odontología, expedido por la Universidad Autónoma de Santo Domingo-UASD- debido al tiempo guardado fue destruido por los insectos, quedando desfigurado y un terreno erosionado por la sequía, sin embargo, lo ha enmarcado y lo conserva testimonio de lo que quedó de éste.

 Escuché un disco grabado por el comediante mejicano Mario Moreno-Cantinflas- cantando.
 Esta es una de las creaciones más atractiva y llamativa que jamás he observado en el país y otros que he visitado.

 Ha hecho de su humilde hogar un lugar para la exhibición de antigüedades manejadas con las mismas manos que con agudeza con las cuales sirvió en sus tiempos de juventud a cientos de ciudadanos en la odontología y militar al servicio de la Patria.

 Aunque no lo manifiesta por su humilde convicción, el creador de este museo espera un soplo de vida para convertirlo en uno más grande, en un lugar amplio, como lo proyectó para ser de forma permanente homenaje vivo al genio y estímulo constante a las generaciones venideras.
 Es un hombre de ideas brillantes, amante de la cultura y la ciencia.

 Este inquieto, dinámico e ilustre hombre, por su iniciativa y grandeza cultural sin par, por su estimulante personalidad, por los objetos antiguos que exhibe para que la generación actual pueda adquirir conocimientos históricos y pueda trillar con claridad de sus caminos, la definición de sus metas y por la grandiosidad, este señor es digno de elogios y respaldo.

 Con la instalación de este museo, abrió un camino de grandeza a su historia, distinto de las gestas heroicas, y a trillar un horizonte nunca pisado hasta entonces y enlaza con las avanzadillas de la ciencia nacional, regional y mundial.

 Se puede decir que la población de Sabaneta con los amplios conocimientos de este hombre encontró en su grandeza sencilla, en su universalidad lugareña, en su cultura amistosa, en su sabiduría indulgente, en su laboriosidad abrumadora compatible.

 Tiene lo necesario para superar su depresión, el médico bondadoso que sus desgarros precisaban, el ideal novedoso que, de un golpe, la devolvió, por caminos insospechados, a las candilejas del escenario ideal.

 Nativo de San Ignacio de Sabaneta y entregó parte de su juventud a servir a la enseñanza de jóvenes y al Ejército Nacional Dominicano durante 24 de ellos.

 En el país existen ciudadanos que concentran de modo preferente el amor colectivo y en Santiago Rodríguez, existe Thomás Jáquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada