sábado, 21 de febrero de 2015

Ángel Moreno, la truncada vida de un estudiante dominicano.


La madre y su hijo.
Por Miguel Cruz TejadaFuente: 3diariode3. comNUEVA YORK._ El estudiante dominicano, quien era uno de los alumnos más sobresalientes en la Universidad Estatal de Syracuse en el Estado de Nueva York, Ángel Moreno, debería estar ahora graduado, con novia y disfrutando de un buen trabajo en base a sus conocimientos y talento.
Pero en vez de estar en un escritorio o viviendo cómodamente gracias a su currículo, en el cuarto del joven hay una deplorable imagen de dolor, cables colgando de pedestales, los que son conectados frecuentemente a varias máquinas de terapia y lo peor de todo, el reflejo de la frustración.
En noviembre del 2008 a pocos días de la elección del presidente estadounidense Barack Obama, Moreno que se encontraba en una pizzería del pueblo de Oswego en Syracuse, escuchó a un soldado vestido de civil del ejército norteamericano, pronunciándose contra el nuevo mandatario.
Su reacción fue la de enfrentar verbalmente al militar identificado como Kevin Flanagan y el robusto soldado respondió atacando a golpes a Moreno que cayó sobre el bumper de un vehículo estacionado en el parqueo del establecimiento, golpeándose en la cabeza y fracturándose varios huesos al punto de que tuvo que ser transportado en helicóptero al hospital más cercano.
Tras salvar milagrosamente la vida luego de semanas en coma, Moreno, también brega con el trauma de la injusticia porque Flanagan fue absuelto de los cargos por un jurado integrado por blancos, incluyendo al juez, donde había un solo latino de ascendencia africana como la de la víctima.
Su madre, la enfermera de cuidados del hogar, Miguelina Núñez explica que su hijo, aunque esforzándose cada día por levantarse, sigue en una situación difícil tanto física como sicológica. “Su vida ha sido truncada y frustrada por la brutalidad de ese militar”, sostiene la progenitora.
Detalla que a tres años del caso, su hijo todavía tiene problemas para hablar, enfrenta pérdida parcial de la memoria “y camina torcido”.
Añade que está muy frustrado porque ni siquiera puede conseguirse una novia debido a su condición.
Sigue recibiendo terapia para recuperar varios reflejos como la conversación y a pesar de que su cuerpo está doblado todavía, camina e incluso tira la pelota de basquetbol en el canasto y lo hace muy bien.
Explica que todavía no ha podido reintegrarse a los estudios, porque todo se le olvida. Tiene que asistirse con el uso de microscópicos, ella dice que es parte de la mejoría.
“Me llamó diciéndome ma, ven para acá y ese estilo mandón siempre ha sido de él por lo que estoy muy contenta y eso quiere decir que está volviendo a ser él”.
Sus daños cerebrales son visibles y tiene lesión permanente en esa parte del cuerpo.
El 17 de enero de este año sufrió un ataque de epilepsia, teniendo que ser ingresado en la emergencia del hospital Jacobi.
Cuando las enfermeras vieron los resultados del examen en la cabeza, notaron que le falta la cantidad necesaria de agua para que su cerebro funcione normalmente.
 El juicio
Calificándolo de racista, porque en el jurado no había latinos y negros, sino blancos Núñez recordó que los testigos se contradecían y algunos se retractaron de sus versiones originales, el soldado fue absuelto de los cargos.
Informó que se interpuso una demanda civil contra el militar, pero el soldado no tiene dinero.
Una de las alegaciones de la defensa del agresor fue la de que el estudiante, lo empujó tres veces y no se pudo comprobar lo contrario, por lo que el atacante fue dejado en libertad.
El reclamo en la demanda civil es una indemnización para Moreno, porque la golpiza ha cambiado totalmente la vida de su hijo.
“Mi hijo se siente muy frustrado, porque ya tenía una oferta como coach de basquetbol e incluso agentes de la NBA estaban contactándolo”.
La madre describe dramáticamente el caso de su hijo como una vida truncada, un sueño frustrado, porque el cambio ha sido radicalmente diferente.
“La agresión lo convirtió en otra persona junto a la mía, ya no es el muchachito famoso de antes al que todas las muchachitas querían tener.
Ahora ni siquiera una novia puede conseguirse”, añadió la madre.
Una cena para conmemorar que el estudiante sobrevivió milagrosamente y que se recupera a tres años del ataque será ofrecida por la familia en la residencia de El Bronx.

Núñez dijo que la reunión es sólo para jóvenes con la edad de Ángel, porque ese es el ambiente que él necesita para seguir desarrollándose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada