domingo, 23 de noviembre de 2014

Juran vida eterna



Junior Polanco y Aridis Leclerc
Por Marcelo Peralta y Juan Pablo Bourdierd
Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D. Este sábado juraron amor eterno y pasar a una nueva etapa de sus vidas.
Es la decisión de los esposos Rafael Emilio Polanco Gómez y Aridis Gómez Leclerc.
Acudieron al altar acompañados de sus hijos Sterling y Stefany.
Estaban sus familiares más cercanos de ambas.
Al local de la Iglesia Nuestra Señora de Las Mercedes en el sector Los Tomines, asistieron amigos, amigas y allegados.
La ceremonia estuvo plagada de emotividad.
Fue el reverendo Lucas Evangelista Núñez Bobadilla hizo saber a los esposos Polanco y Gómez que esta es una etapa en sus vidas, de igual forma estuvo el padre Adriano Guzmán - Oriel.
Les hizo saber que en esta "unión" habrá momentos buenos y malos, en la que deberán ir sonriendo como pareja.
En la unión matrimonial, los familiares abogaron por la unión eterna de Rafael Emilio Polanco y Aridis Gómez.
Ambos llevan 16 años unidos procreando dos hijos, pero, esta vez formalizaron sus compromisos sagrados hasta que la muerte los separe.
Polanco vistió traje y zapatos negros, camisa blanca y corbata verde, Aridis traje blanco y el templo donde juraron amor eterno estuvo repleto de personas de todas las edades.
El padrino Cesario Pérez, vistió un traje y zapatos negros, camisa verde y corbata gris y la madrina Rosanna Gómez Leclerc vestido azul y blanco.
Los padres de Aridis, Don Pedro Gómez tenía camisa azul clara y corbata azul marino y la madre Doña Ramona Leclerc, con vestido blanco.
 Mientras que la profesora Gladys Gómez, madre de Rafael Emilio Polanco, llevaba un vestido color negro y cartera grisáceas.
Otros de los familiares asistentes fueron la doctora Ibeny Peralta, su esposo licenciado Vidal Bourdierd, su hija Isabelle Victoria Bourdierd Peralta; su tia y prima de Junior Polanco, Mallerny Peralta, Ana Georgina Pilarte, Marcel Pilarte, los hermanos Ramon, Radhames e Ibelca Gomez.
 Algo vistoso que atrajo la atención de muchos, fue la participación como "pajes" de niños y niñas que exhibieron un comportamiento ejemplar basado en la decencia.
 La decoración en el templo católico era verde azulado y blanco.
Todos los presentes desearon a la pareja un porvenir lleno de felicidad, respeto, amor, entendimiento, prosperidad y comprensión.
 Terminado los actos religiosos, los esposos, hijos, familiares y amigos se trasladaron desde el sector Los Tomines hacia el centro de la ciudad, a la esquina que forman las calles Pedro Thomas y Alejandro Bueno, se reunieron en familia y compartieron.
Fue en el local instalado el centro parroquial perteneciente a la Religión Católica donde se efectuó la recepción.
Allí los invitados especiales disfrutaron del glamur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario