sábado, 29 de noviembre de 2014

Hallan muerto en habitación al periodista Carlos Cepeda.

Carlos Cepeda
Por Marcelo PeraltaSantiago, R.D.-El periodista Carlos Cepeda, autor del libro sobre el alegado “suicidio” del Presidente Antonio Guzmán Fernández,  fue hallado muerto en una habitación que tenía alquilada en el ensanche Bermúdez de la ciudad de Santiago de los Caballeros.

El periodista Carlos Cepeda como pasajero de una motocicleta. (Foto: Aneudy Tavárez)
El periodista Carlos Cepeda como pasajero de una motocicleta. Tomada de Diario Libre.
Fue funcionario de la Dirección General de Prensa de la Presidencia de la República en los gobiernos de Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco, del Partido Revolucionario Dominicano-PRD- en los años 1978 al 1986.

Redactor de los periódicos ya desaparecidos La Noticia y Ultima Hora, ambos de la ciudad de Santo Domingo.

Además, redactor y fundador del periódico ”Hoy” fundado el día 11 de agosto del año 1981.

Desde hacia varios anos, Cepeda cayó en el consumo de drogas haciéndose dependiente y al abandono.

En ocasiones, la presidencia del Colegio Dominicano de Periodistas-CDP- por gestiones de su miembro y cronista deportivo Carlos Nina Gómez, el Comité Ejecutivo en pleno rescato a Cepeda en procura de ayudarlo a superar esa adicción y lo interno en la Clínica de la Fundación Cruz Jiminián, donde fue sometido a un tratamiento de desintoxicación.

Sin embargo, transcurridas las primeras 24 horas de haber sido internado y su dependencia a las drogas asumió actitudes violentas, rompió cristales y pertenencias del centro hospitalario y se escapó del mismo, utilizando el madero que le servía de bastón.

Luego, tras una intensa búsqueda, en la cual se sumó el Departamento de Personas Desaparecidas de la Policía por intermedio del general ® Simón Díaz, Cepeda fue localizado y declaró que no le interesaba el tratamiento de rehabilitación con el cual no colaboraría.

Exigió que los miembros directivos del CDP que lo devolvieran a Santiago donde tenía amigos que podrían ayudarlo.

Pidió dinero para su reinstalación en Santiago sin embargo, lo usó para consumo de drogas y en alcohol cayendo de nuevo a los vicios que lo llevaron a una vida de “mendigo” en las calles.

Muchos amigos y periodistas, en su mendicidad eran solidarios con él y extendía sus manos en las ocasiones que lograban conversar en las inmediaciones del Palacio de Justicia de esta ciudad.

Siempre prefirió permanecer en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Antes de dejarse “arropar” por el vicio de las drogas, era colaborador del periódico Listín Diario y de la sección El Cibao que salían los martes y los viernes de cada semana.

Lo velaron en la Funeraria SAVICA, próximo al Hospital Docente Infantil doctor Arturo Grullón Julia.

Sus familiares y amigos sepultaron su cuerpo en el Cementerio Municipal del sector El Ingenio en la ciudad de Santiago de los Caballeros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario