sábado, 8 de noviembre de 2014

El Mirador-


 Por qué no romper relaciones con Haití?
Por Luís Céspedes Peña.

Correcto por  Ventura Camejo!
No creo que el ministro de Administración Pública, licenciado Ramón Ventura Camejo, me esté dando la razón al disponer que para poder ser miembro de la Carrera Administrativa, será necesario que los interesados sepan qué es el Marco Común de Evaluación, conocido como CAF, instrumento que le está permitiendo a la República Dominicana ser un modelo en el mejoramiento de sus servicios públicos y otras naciones, sino que él está aplicando un concepto que es básico para garantizar la excelencia en la gestión institucional.

Basado en una información dada a conocer por Ventura Camejo, en la cual advertía que hay algunos países donde hasta los ministros y directores generales tienen que formar parte de la Carrera Administrativa o Servicio Civil, escribí hace varios meses que la mayoría de los funcionarios en nuestra nación no participan de los seminarios, talleres y conferencias que organiza el Ministerio de Administración Pública (MAP), por lo que así no es posible avanzar más en materia de calidad. 

Y si los altos funcionarios no dan ejemplo para que el trabajo del MAP sea mejor, esta institución tendrá que seguir usando los mecanismos que sean necesarios para lograr los objetivos que en materia de calidad requiere el país.

 Pero la advertencia del ministro Ventura Camejo obligará a esos funcionarios a formar parte de ese gran compromiso con el país. Serán los empleados subalternos los que en lo adelante tendrán que presionar para que se les permita sacar el tiempo para aprender todo lo relacionado con el CAF. También tendrán que hacerlo en sus hogares, si tienen interés de formar parte del Sistema de Carrera Administrativa.

Los mismos empleados públicos que forman parte de la Carrera Administrativa, no saben el costo económico que tiene para el MAP el proceso de capacitación de los servidores del Estado. Dinero que sale de los bolsillos de los ciudadanos dominicanos, la Unión Europea y otros organismos internacionales.

Muchos empleados del Estado se esfuerzan por ser partes de la Carrera Administrativa, porque les garantiza estabilidad en sus puestos y capacitación gratuita, incluyendo maestrías o diplomados, pero se hacen ajenos, en algunos casos, a la responsabilidad que se les exige para que presten buenos servicios a favor de los ciudadanos.

Recordamos que durante la entrega de los galardones a las instituciones ganadoras del primer Premio Provincial a la Calidad, realizado en el Teatro de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), la experta de Portugal, Ana Andrade, solicitó a los asistentes, la mayoría de ellos empleados del Estado, que levantaran las manos para saber cuáles conocían el CAF y sólo alrededor de 45 servidores públicos dijo que había participado en actos en los cuales se expuso sobre ese modelo.

Pero ocurre que ese modelo ya va a cumplir diez años que se estableció en el país. La pregunta es por qué si hace esos años, cómo es posible que una gran parte de los empleados públicos diga que no conoce el modelo CAF. 

Simplemente, porque la evaluación del desempeño está bajo la responsabilidad de ejecutivos de las mismas instituciones donde laboran y que se puede dar el caso de que sus principales directivos no les interese que la Carrera Administrativa funcione bien o los servicios públicos eficientes no sean, para ellos, una prioridad. 

 Le sugerimos al ministro Ventura Camejo que, dentro de lo posible, el MAP cree un área de inspectores, los cuales tengan la responsabilidad de hacer las preguntas en cada institución visitada. También, para que se introduzcan en los grupos de clientes del Estado para saber, a través de preguntas, cómo funciona cada entidad oficial en materia de servicios públicos y cómo es el comportamiento de sus empleados. 

Este concepto podría ser interpretado como un medio de presión por grupos de empleados, pero ese mecanismo los ayudaría a capacitarse aprendiendo toda la metodología del modelo CAF. 

Como el ministro Ventura Camejo es un hombre tan preocupado por el mejoramiento de los servicios públicos, lo importante es aprovechar la cooperación, fundamentalmente internacional, para contar con las enseñanzas de expertos de organismos extranjeros, además de los nacionales, para que la confianza puesta en el MAP por instituciones extranjeras, se fortalezca llevando sus conocimientos de calidad a otros países que necesitan de ese servicio.

Ya el ministro del MAP anunció que en Enero serán iniciadas maestrías de Administración Pública en las Universidades Católica Madre y Maestra y Tecnológica de Santiago (UTESA), lo que consumirá muchos millones de pesos. Ya fueron desarrolladas otras a favor de empleados del Estado.

  Con la disposición anunciada por el ministro Ventura Camejo, no hay ninguna duda de que el país se convertirá en un centro de "maestros" de calidad en materia de servicios públicos, porque el empleado del Estado que no cumpla con las evaluaciones, que ya será obligatorio saber todo lo relacionado con el CAF, pondrá en riesgo su puesto en la administración pública.

Tenemos el deber de felicitar a Ventura Camejo por su continua preocupación para que el país siga avanzando hacia la modernidad en la excelencia de los servicios públicos. Hay provincias, como es el caso de Santiago, de acuerdo a lo citado por el licenciado Ventura Camejo, que tienen un gran capital social, lo que es fundamental para el logro del éxito en la gestión pública.

-Gracias por leernos.

   


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada