miércoles, 22 de octubre de 2014

Otra condena a Republica Dominicana

Por Marcelo Peralta
prensaglobaldigital
Los organismos internacionales están atacando demasiado a la República Dominicana con relación a la cuestión haitiana.

Esas entidades “parasitas” de Estados Unidos, Canadá, Francia y Europa no nos sacan “el guante”.

Nos atacan por todos los lados de que les violan los derechos humanos a los haitianos.

Creo que están apretando demasiado la ”tuerca y va a llegar un momento de que se va a “correr”.

Que lo sepa Estados Unidos, Francia, Canada y Europa, que fueron ellos que echaron a los haitianos en ese abismo que les robaron sus riquezas y los abandonaron a su suerte.

Estados Unidos es donde mas se violan los Derechos Humanos y lo demuestra con la creación de la OEA en el 1948 despues de la Segunda Guerra Mundial.

Otro elemento de que Estados Unidos es el principal violador de los Derechos Humanos cuando tiene en sus cárceles a 2.3 millones de hombres pudriéndose detrás de cuatro paredes a quienes los lleva a las mazmorra hasta por el “quítame esa paga”.

Todo el mundo sabe que Estados Unidos es un “metiche” y por eso es el país mas tramposo del mundo y está fraguando una tercera guerra mundial para vender sus armamento que tiene en los depósitos.

Que sepa Estados Unidos, Francia, Canadá y Europa que los dominicanos no tienen miedo y lo demostró Gregorio Urano Gilbert, cuando los enfrento en el 1916 el solo con un revolver “Cachafú” y cinco balas matando a un oficial de la Marina de Estados Unidos e hiriendo a dos más cuando invadieron nuestra tierra.

A Gregorio Urbano Gilbert lo iba a fusilar y personalidades dominicanas entre ellos periodistas, sacerdotes, empresarios y políticos con incidencia evitaron su fusilamiento.

Gilbert se fue a Nicaragua y también enfrento a los “gringos” allí cuando con sus botas contaminadas del estiércol norteamericano pisotearon la tierra de Augusto Sandino.

Cuanto los violadores de los Derechos Humanos en el mundo volvieron a República Dominicana con sus botas “hediondas” a plutonio, Gregorio Urbano Gilbert los enfrento de nuevo.

Hay que decirles a Estados Unidos, Canadá, Francia, Europa y a Haití que los dominicanos nunca han invadido a “nadie”, que no les tenemos miedo a defender la Soberania Nacional y que si no nos hemos decidido a sacar a todos los haitianos legales lo ilegales  no es por miedo a  nadie, sino por humanismo.

Pero, les advertimos, que si esos organismos siguen apretando la “tuerca” les demostraremos quienes somos los dominicanos defendiendo la tierra de Juan Pablo Duarte.

Hoy nos llega la información que una Corte Judicial en Costa Rica, cuyos miembros no han ido a Haití a investigar los crímenes que los paramilitares, militares han cometido contra humildes indefensos y las arremeten contra dominicana para seguir recibiendo dinero “sucio” y emitir sentencias descabelladas.

El texto de la sentencia de este miércoles contra República Dominicana.
Condenan a RD por desnacionalizados
CIHD ordena al país modicar la Constitución
SAN JOSÉ, Costa Rica.-La Corte Interamericana de Derechos Humanos notificó el día de hoy la Sentencia de Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas en el caso de Personas Dominicanas y Haitianas Expulsadas, sometido a la jurisdicción del organismo el 12 de julio de 2012 por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

"El caso se refiere a las privaciones ilegales y arbitrarias de libertad y posteriores expulsiones sumarias de personas dominicanas y haitianas de República Dominicana hacia Haití, incluidas niñas y niños, ocurridas entre los años 1999 y 2000, sin las debidas garantías y sin acceso a un recurso efectivo para garantizar sus derechos", dice una nota de la Corte . 

Explica que los documentos de identidad oficiales de algunas de las víctimas fueron destruidos o desconocidos por las autoridades estatales al momento de la expulsión, o bien, en otros casos, las personas nacidas en República Dominicana no se encontraban registradas ni contaban con documentación que acreditara su nacionalidad. 

"La Corte determinó que para la época de los hechos, en República Dominicana las personas haitianas y de ascendencia haitiana comúnmente se encontraban indocumentadas y en situación de pobreza. Además, sufrían con frecuencia tratos peyorativos o discriminatorios, inclusive por parte de autoridades, lo que agravaba su situación de vulnerabilidad", precisa. 

Por otra parte, la Corte determinó la existencia, al menos durante un período cercano a una década a partir de 1990, de un patrón sistemático de expulsiones, inclusive mediante actos colectivos, de haitianos y personas de ascendencia haitiana, que obedece, según la sentencia, a una concepción discriminatoria. La Corte concluyó que República Dominicana era responsable internacionalmente por la violación de los derechos que se detallan a continuación.

1 A saber: Familia Medina integrada por: Willian Medina y Lilia Jean Pierre, y sus hijos Awilda Medina Pérez, Luis Ney Medina y Carolina Isabel Medina (fallecida); familia Fils-Aimé integrada por: Jeanty Fils-Aimé (fallecido) y Janise Midi, y sus hijos Antonio Fils-Aimé, Diane Fils-Aimé y Endry Fils-Aimé; familia Gelin integrada por: Bersson Gelin y su hijo William Gelin.


Tambien, la sentencia abarca condena porque afectaron a la familia Sensión integrada por: Antonio Sensión y Ana Virginia Nolasco, y sus hijas Ana Lidia Sensión Nolasco y Reyita Antonia Sensión Nolasco; familia Jean integrada por: Víctor Jean y Marlene Mesidor, y sus hijos Zarkenson Jean Mesidor, Miguel Jean, Victoria Jean (fallecida) y Natalie Jean; y Rafaelito Pérez Charles. 

La Corte determinó la responsabilidad del Estado por la violación de los derechos al reconocimiento de la personalidad jurídica, al nombre, a la nacionalidad, y por el conjunto de dichas violaciones, al derecho a la identidad, en consideración de que las expulsiones de Willian, Awilda, Luis Ney y Carolina Isabel, todos de apellido Medina, así como de Rafaelito Pérez Charles, se efectuaron desconociendo sus documentos de identificación personal y que acreditaban su nacionalidad. 

Asimismo, el Tribunal determinó la violación de los Derechos del Niño, en el caso de las víctimas niñas y niños, pues el Estado no tuvo en cuenta su interés superior. Igualmente, el Estado es responsable de la violación de los referidos derechos en perjuicio de Víctor, Miguel, Victoria y Natalie, todos de apellido Jean, quienes nacieron en el territorio dominicano, pero no habían sido registrados ni contaban con documentación que acreditara su identidad y nacionalidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario