jueves, 10 de julio de 2014

Hasta cuándo habrá que soportar la delincuencia

Máximo Manuel Pérez
Por Marcelo Peralta
El valor que estamos pagando los ciudadanos a causa de la delincuencia es alto, y cada día va en aumento y a ella cada día se insertan más jovencitos con edades que oscilan entre los 12 a 20 años.

Un estudio reciente establece que jóvenes de 12 y 20, más de 15 a 35 años ni estudian ni trabajan y quieren estar en todos los canes y lugares de diversión, donde muchos de ellos son hijos de hogares con limitaciones económicas, pero vistiendo ropas de última moda.  
En los últimos han sido presas de los delincuentes, periodistas, fiscales, abogados, comerciantes, estudiantes, profesionales diversas áreas del saber.
Tal es el caso del periodista Máximo Manuel Pérez, quien estuvo a punto de perder el ojo derecho debido a un golpe propinado por dos delincuentes que lo asaltaron en la Capital.

Pérez, fue redactor por más de 20 años del Listín Diario, viajando a toda la República y cubriendo eventos internacionales, y quien hace perdió a su esposo quien falleció por dolencias corporales.

Mucho se ha hablado de la terminación de la guerra fría que evidenció la complejidad del problema de los desplazados internos en varios lugares del globo con las dimensiones políticas, sociales, económicas, psicológicas y jurídicas.

Aumenta cada día el número de afectadas en el país a casa de éste flagelo que resalta la necesidad de que el gobierno disponga de medidas enérgicas para contrarrestarlo.

Se calcula que el número de asaltados cada día alza niveles asombrosos, y la ineficacia con que opera la Policía hace que este fenómeno crezca, ya que hay personas asaltadas y no se atreven a ir a denunciar si su caso y mucho menos a los autores.

Los incautos mejor guardan silencio y se guarecen en sus casas y no dicen nada para evitar perder la vida.

La situación, que comienza a preocupar a la comunidad nacional, es protagonizada por jovencitos que ni estudian y mucho menos trabajan, pero visten ropas de lujo y a la última moda.

Muchos de esos jóvenes en sus barrios son como los que no matan ni siquiera a una mosca, pero se combinan con otros para robar y asaltar en barrios que no son los suyos.

 La violencia que caracteriza el acontecer nacional está causando malestares en la sociedad.

La delincuencia afecta a todos los ciudadanos, sin importar posiciones económicas ni sociales.Delegados de organizaciones de la sociedad civil coinciden en que la causa principal es la falta de oportunidades de los jóvenes a insertarse en la producción nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario