lunes, 28 de julio de 2014

Boda entre exreclusa por drogas y esposo por homicidio crea críticas contra Iglesia Católica y Fiscalía



La nueva pareja
Por Marcelo PeraltaSantiago, R.D.-Acerbas críticas se registran contra la Iglesia Católica y la Fiscalía de Santiago por aupar una boda en la Catedral Santiago Apóstol entre una exreclusa y un interno acusado y condenado de asesinar a su esposa embarazada.
El novio Vladimir Morán, un interno condenado por asesinar a su expareja embarazada, mientras que la novia es Yáscara Vargas, quien ya cumplió cinco años por drogas en Rafey-Mujeres.
El mayúsculo escándalo estremece la Iglesia y el Ministerio Público tras el matrimonio de dos reclusos, uno condenado por asesinar a su compañera embarazada y la mujer por un caso de drogas.
La noticia que en principio impactó a la población por cuanto suponía que  el amor rompías los barrotes para encontrarse, ha concluido provocando la indignación de los grupos feministas, los medios de Santiago y la población en general.
Lo grave del caso es que la mujer, que ya salió de prisión había sido condenada por tráfico de drogas y su ahora esposo, que aún sigue detrás de las rejas, fueron casados en la Catedral Santiago Apóstol de Santiago de los Caballeros.
Ante el boom de la unión matrimonial, el Arzobispo de la Arquidiócesis de Santiago, su Eminencia Reverendísima y expresidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, Monseñor Ramón Benito de la Rosa Carpio, fue a felicitar a los nuevos novios.
El interno y una exreclusa fueron casados como parte del programa “Unificando Familias”, demostrando que ni las rejas detienen el amor que ambos se profesan. 
El novio Vladimir Morán, un interno condenado por asesinar a su expareja embarazada, mientras que la novia es Yáscara Vargas, quien ya cumplió cinco años por drogas en Rafey-Mujeres.
La boda fue oficiada por el sacerdote Ricardo García. El escenario escogido fue la Catedral Santiago Apóstol.
El arzobispo Ramón Benito de la Rosa y Carpio, quien acudió a felicitar a los novios, valoró este tipo de pasos dados por los internos y pidió a la sociedad brindar una segunda oportunidad para ellos.
Los novios se conocieron cuando cursaban el primero de bachillerato en el Centro de Corrección y Rehabilitación-Rafey-Hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario