miércoles, 11 de junio de 2014

Cultivos de maní, tabaco y producción de leche dinamizaron la economía en Santiago Rodríguez

Siembra de maní

Por Marcelo Peralta
San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, R. D.-Las épocas del tabaco y del maní, fueron los anos de las bonanzas del municipio de San Ignacio de Sabaneta.

Este cultivo se extendió hasta todo el litoral de la provincia Santiago Rodríguez, tras su paso, dejo huellas imborrales por la cantidad de familias y personas individuales que lograron beneficios diversos.

La oleaginosa que se cultivaba en  Santiago Rodríguez, Villa Los Almácigos, Monción, Loma Cabrera, Dajabón, Guayubín, Villa Sinda, Gaspar Hernández, en algunas poblaciones de Valverde, fue reemplazada por el cultivo de tabaco de olor para elaborar cigarrillos, auspiciados por E. León Jimenes y Compañía Anónima Tabacalera -CAT-.
 
Cultivo de tabaco
Debido a las grandes sumas de dinero invertido y la poca garantía de agua que se utilizaba para irrigar las fincas de cultivos, la siembra de la aromática hoja y el maní que descayeron y que eran promovidas por la Sociedad Industrial Dominicana- MANICERA- e Industria Lavador, también, se fueron a pique.
 
Leche
Ahora, el medio de subsistencia de la zona lo constituye la ganadería con la producción extremadamente amplia de leche, que se une a la cría de becerros para engorde es diezmada en tiempo de sequía debido a la falta de pastos suficientes y agua y producir pastos para alimentar las vacas.

Quienes vivieron las épocas de los años 60, 70, 80 y 90 anos, coincide en plantear que estos fueron de mucha bonanza e importancia a favor de los noroestanos por el cultivo de maní y tabaco rubio y negro.

La siembra de estos rubros, permitían  incorporar a la actividad productiva a miles de hombres y mujeres en la preparación de tierra, siembra, desyerbo, recolección, secado, molienda y clasificación de maní.

Debido al alto costo en éste cultivo, las empresas Sociedad Industrial Dominicana, CxA e Industrias Lavador se vieron forzadas a reemplazarlo por el de tabaco rubio con los auspicios de las empresas E. León Jiménes y la Compañía Anónima Tabacalera-CAT- y estos, también, desaparecieron.

Los esplendores cultivos de maní y tabaco, dimanizaron la economía, con un mayor esplendor en San Ignacio de Sabaneta y Villa Los Almácigos, donde la agricultura era floreciente y cientos de personas se ganaban el sustento trabajando en esos renglones.

Muchas personas que vivían en los campos y al desaparecer estos cultivos, optaron por mudarse a la ciudad atraídas por la estabilidad económica y hoy son partes de los cordones de miseria.

En ocasiones, se planteo a los ejecutivos de La Manicera e Industrias Lavador, estudiar las posibilidades de instalar una refinería de aceita a base de maní, debido a los miles de quintales que se producían y para procesarlo había que trasladarlo a la ciudad de Santo Domingo.

Iguales inquietudes se trato con E. León Jiménes y la Tabacalera de instalar maquinarias para fabricar cigarros y cigarrillos, al analizarse y evaluarse esas propuestas, se determinó que la inversión era mayor que los beneficios a obtener.

Aunque es como dicen muchos, en relación al cultivo de maní y tabaco de que todo tiene su fin y ambos renglones desaparecieron, que antes mejoraron la situación de muchos; Mientras que otros, que obtuvieron fuertes sumas de dinero, pero los vicios y acorralados por los juegos de azar, perdieron sus fortunas.

Hoy, se percibe que quienes se inclinaron por los vicios, deambulan por las calles exhibiendo un progresivo deterioro de salud y de posiciones económicas y sociales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario