viernes, 21 de marzo de 2014

500 niños han muerto en Florida por malos tratos

En seis años 500 niños han muerto por maltratos ocurridos en Miami, Estados UnidosPor EFECerca de 500 niños han muerto en los últimos seis años en Florida (EE.UU.) víctimas de los malos tratos de sus padres, los recortes sociales y la política de “preservación familiar” de las instituciones del estado, según una investigación.

“Los recortes en la protección de menores en hogares de alto riesgo ha dejado a los niños más vulnerables de la Florida expuestos a muertes crueles y prevenibles”, publicó el diario Miami Herald tras investigar durante más de un año “miles de expedientes”.
Según el periódico, el Departamento de Niños y Familias de Florida (DCF) fue advertido, “a menudo repetidas veces , de que los niños podrían correr peligro”, y a pesar de ello favoreció la “preservación familiar” en lugar de proteger a los menores.
La contabilidad realizada por el Miami Herald revela que al menos 477 niños murieron después de que sus padres tuvieran reuniones con el DCF, “mucho más de lo que los administradores de bienestar infantil reportaron al gobernador y la Legislatura”.
Además, el Departamento de Niños y Familias de Florida dejó de informar a las autoridades de la muerte de hasta 39 niños en un sólo año.
“Los niños no sólo fueron víctimas de padres incompetentes, sino también de un cambio deliberado en la política de bienestar infantil de la Florida”, señaló el periódico, que denuncia que el DCF tomó la decisión, hace casi diez años, de reducir a la mitad el número de niños bajo el cuidado estatal adoptando una filosofía conocida como “preservación de la familia”.
De forma paralela, “recortaron servicios, disminuyeron la supervisión y las medidas de protección para el creciente número de niños que se encontraban al cuidado de padres violentos, negligentes, mentalmente enfermos o adictos a las drogas”.
Una portavoz del DCF Esther Jacobo explicó al periódico que, a pesar de lo que indican las cifras, no cree que la política de la agencia infantil haya “fracasado”, aunque sí reconoció “dificultades”.
“Tal vez hicimos las cosas al revés, en el sentido de que tratamos de reducir la atención fuera del hogar antes de tener los servicios de protección necesarios. 
Pero yo creo firmemente que, si se tienen esos servicios de seguridad, se debe hacer todo lo posible por arreglar a la familia. Esa es nuestra obligación”, explicó Jacobo.
La investigación del Miami Herald revela que la mayor parte de los niños encontraron muertes violentas, como “cocinarse en carros calientes como hornos, ser empapados en sustancias químicas corrosivas, incinerados, apaleados sin piedad y lanzados como pelotas contra paredes y pavimentos”.
“Uno de ellos fue metido en una nevera póstumamente; a otros los vendaron como momias para silenciar sus gritos; fueron atropellados por camiones, sufrieron sobredosis de drogas o murieron de hambre. 
Un bebé fue lanzado desde un carro en movimiento en la carretera interestatal. Otra niña de 2 años fue estrangulada por una pitón que era la mascota de su madre”, relata el diario.
Tras la publicación de esa investigación, el gobernador de Florida, Rick Scott, defendió la gestión de la agencia infantil e insistió que el DCF ha obtenido grandes logros durante su administración, y añadió que son las leyes estatales y federales las que “protegen los derechos de los padres”.
En cambio, la principal legisladora del Senado de la Florida, la demócrata Eleanor Sobel, dijo que la situación denunciada por el Miami Herald es “inaceptable” y va a supervisar un proyecto de ley para reformar el Departamento de Niños y Familias de la Florida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario