sábado, 17 de agosto de 2013

-El Mirador-

Luis Céspedes
 ¡El ganador es Hipólito Mejía!
Son muchos los dominicanos, que se puede decir millones,  que minimizan la capacidad de liderazgo del ex Presidente Hipólito Mejía, sin analizar que su problema está en el mal manejo de sus discursos y presentaciones cuando lo hace ante los medios de comunicaciones, donde muchas veces deja escapar comentarios, como el que hizo en la campaña electoral pasada, que dijo que la mayoría de los trabajadores de hogares se robaba la mayoría de los mejores alimentos.

Pero aún así, Mejía cargó con el 47 por ciento de los votos de los dominicanos y que para evitar que éste retornara al poder, el entonces Presidente Leonel Fernández tuvo que convertirse en “candidato” del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), aunque el oficial era Danilo Medina, para evitar esa victoria, aunque hay que admitir que tuvo que disponer llenar el país de obras, creando un gran déficit fiscal, pero logró el objetivo y la nación se favoreció de muchas escuelas, puentes, centros asistenciales, calles, carreteras u otras construcciones.

 Pero ese Hipólito Mejía sabe de estrategias políticas. Si no supiera, no había forma de que lograra el 47 por ciento de los votos, si recordamos el desastroso gobierno que, por una u otra razón, dirigió en el período 2000-2004.

En este momento, cuando nadie lo esperaba, el sector del ex Presidente Mejía dirigió una conspiración, que no es verdad es en contra del alcalde Gilberto Serulle, quien es el instrumento, sino que la acción está dirigida a debilitar al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en virtud de que, en su alma, el líder de la Alcaldía es un seguidor del presidente Danilo Medina.

¿Cual fue la estrategia del pepehachismo en el acto de elección de las nuevas autoridades?

 Los seguidores de Mejía son nueve concejales (ocho del Partido Revolucionario Dominicano  (PRD) y un aliado, con el cual sumó nueve). Numéricamente, tiene mayoría partidaria del grupo de los 22 que sesionó para escoger a Rafael Ulises Cruz (Papito), para presidir el Concejo Edilicio.

Dentro de esa conspiración, el grupo de Mejía aplicó una buena estrategia otorgándole la presidencia a los reformistas, los cuales-casi todos- responden al ex alcalde José Enrique Sued, quien también aprovechó para atacar directamente a Serulle, quien logró sentarlo en el banquillo de los acusados por corrupción, que no se comprobó en la Justicia.

Cruz fue dos años presidente del organismo cuando Sued era el alcalde. Por donde quiera que se analice, Mejía golpeó al PLD y al presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado. Había un acuerdo entre el PRD, PRSC y PLD para dejarles las principales posiciones del Concejo a la representación de la Alcaldía..


A esos 17 regidores se unieron dos del PLD y cuatro de sus aliados, los cuales-al igual que los demás-no obedecieron al liderazgo nacional.

Es la mejor demostración de que el liderazgo político nacional y de los gremios, como también está sucediendo en el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) o el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), que sus principales dirigentes toman decisiones en la capital sin tomar en cuenta las posiciones de los que dirigen localmente, constituyéndose, especialmente, las dos últimas entidades, en instituciones sin atractivos para la mayoría de sus miembros.

La elección de las nuevas autoridades del Ayuntamiento, que es legal porque sumaron 22 de los 41 concejales, sesionó dentro del local, no importa que fuese en los pasillos o en otra sala del Palacio Municipal, es un claro mensaje de un sector de los santiagueros a los que dirigen en la capital, los cuales  quieren seguir imponiendo sus ideas sin tomar en consideración las disidencias.

Lo mismo podría ocurrir en las elecciones del CDP este día 30 de Agosto. El CDP, aunque no lo relacionado con la violencia, fruto de la terquedad de los dirigentes de los Movimientos Marcelino, de manera especial, que sigue disminuyendo la cantidad de votantes, a pesar de que en los últimos cuatro años  en número de miembros se multiplicó. ¡Los días que faltan son para la recomposición de las planchas del Marcelino Vega y el grupo que dirige el Movimiento Convergencia!

En el caso del Ayuntamiento, el PLD debe comenzar a resolver su crisis con el PRSC, porque los concejales de la última entidad ahora están aliados con los de Hipólito Mejía, y aunque ellos, después que dieron el golpe,  comiencen a aclarar lo que parece estar claro. Los reformistas tienen una alta cuota de empleos en el gobierno del PLD a través de importantes instituciones del Estado, pero los santiagueros-parece-están dispuestos a hacer sus propias negociaciones.

Ese acuerdo se hizo en una residencia distante del Ayuntamiento y se desarrolló oficialmente en la Sala de Sesiones de ese organismo. Si no es como lo escribo, ¡pregúnteselo a José Enrique Sued!


-Gracias por su lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada