lunes, 13 de mayo de 2013

Sacerdote dominicano confiesa prisión por consumir drogas

El reverendo Domingo Paulino Moya, presidente del Ministerio Jesús es Sanidad y Vida Eterna Inc., confesó que hace más de veinte y tres años cayó en el consumo de drogas (cocaína) durante su permanencia como residente en los Estados Unidos de América en el año 1989 por lo que fue arrestado.

Confirma que por esa situacuión enfrentó cargos de delito menor (misdemeanor charges) en una corte en el Estado de Nueva York, y en un acuerdo con la fiscalía se declaró culpable, lo que provocó su deportación en el año 1994 hacia su país natal, República Dominicana.
Al relatar los hechos, Paulino Moya expresó, en una rueda de prensa celebrada en el restaurante Vizcaya en Santo Domingo, que  “esa amarga experiencia fue un fracaso personal que afectó su vida y la de su  familia, y que hace estas confesiones para engrandecer el nombre de Jesucristo y el milagro que su bondad y perdón puede hacer cuando toma la vida de un hombre pecador en sus manos y le transforma a tal nivel que alcanza conquistar la confianza y el sentimiento de personalidades del mundo social, diplomático y político.

En ese sentido destacó que el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, mediante una misiva le manifestó que conmovió su corazón al ser solidario con principios relativos a la paz mundial”.

El también director del Foro Permanente por la Paz Política y Social, cree que “al momento de hablar de su pasado se sostiene en los valores de la sinceridad, la verdad y  honestidad, para que jóvenes y adultos que han caído en el vicio de las drogas como él, puedan entender que a través de la fe en Cristo pueden ser rehabilitados y reinsertarse a la sociedad, constituyéndose en personas de bien, que sean útiles y contribuyan a un mundo  mejor”.

El líder cívico y humanitario dice que siente una profunda gratitud a los directores de medios, periodistas, personalidades y el país por el apoyo que ha recibido para desarrollar su ministerio cristiano con una idea que facilita el bien de ciudadanos marginados; por lo que los exhorta a seguir mostrando confianza en él.

Señala que no había dado a la luz pública lo relativo a su vida personal porque esperaba el momento y la dirección divina para emitir estos relatos de una vida restaurada que está al servicio de Dios y de los hombres”.

Abundó diciendo que “en el año 2004 y comunicó al embajador de los Estados Unidos de América en el país, Don Raúl Yzaguirre, la situación de su pasado en una muestra de respeto a la confianza que ha logrado alcanzar del gobierno de los Estados Unidos de América, lo que es un acto de sinceridad y buena fe”,

Concluyó diciendo el ex–candidato a la presidencia de la República por el movimiento político Opinión Electoral 2012 que “antes de avergonzarse por esta confesión lo hace imitando los testimonios de ex presidentes y  presidentes de naciones importantes, políticos y altas personalidades del mundo que han confesado haber consumido sustancias prohibidas (drogas) y que hoy permanecen ofreciendo sus valores humanos en bien de la sociedad mundial, lo que él continuará haciendo, pues dijo que siente una gran pasión por el servicio a los demás”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada