jueves, 23 de mayo de 2013

Obispos defiende protección de la Loma Miranda


miranda
Arriba ña Loma de Miranda y abajo las composiciones geográficas muestras
los obispos y sacerdotes en actividades.
 La Vela, R,D.- Monseñor Antonio Camilo González, obispo de Diócesis de La Vega, abogó porque se deje sinn explotar la Lo Loma de Miranda.
El también  Presidente de la Comisión Nacional de la Pastoral de Ecología y Medio Ambiente, junto a más de 50 sacerdotes de la misma diócesis, celebró con el pueblo de Maimón, Cotuí, La Vega y San Francisco de Macorís, una misa  donde solicita a las autoridades competentes la preservación de Loma Miranda y sea declarada Parque Nacional.

Explicó que “con la tierra y todos los componentes del medio ambiente, con el aire y todo lo creado, formamos un organismo, somos parte de un todo”. 

Por lo que “el ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios como culmen de la creación, debe vivir en armonía con ella.

Dijo estar “consciente del gran peligro de contaminación y del deterioro de nuestro ecosistema, fruto de las operaciones que contaminan con residuos tóxicos las aguas del río Yuna, pasando por Cotuí hasta Samaná”,

Fue categórico al afirmar que la amenaza de explotación de Loma Miranda, que atesora riquezas naturales, producción de agua, valores paisajísticos, potencial recreativo eco-turístico y espiritual, que sería una insensatez dedicarla a la explotación minera a cielo abierto”.

Y es que de ella emanan manantiales “que alimentan la presa de Rincón y abastecen de agua potable a San Francisco de Macorís, Salcedo y zonas aledañas. 

Todo el bienestar y riquezas naturales de los pueblos del Cibao centro oriental, desde La Vega hasta Nagua y desde Bonao hasta Samaná, están asociadas al sistema Yuna-Camú, en cuyo centro se ubica la Loma Miranda”.

Unido a la Academia de Ciencias de la República Dominicana y al pueblo de la Diócesis de La Vega, exige que se cree “el Parque Nacional Loma Miranda, con el propósito primario de conservar su enorme riqueza biológica, proteger sus múltiples fuentes acuíferas, la calidad de las aguas de consumo humano, el desarrollo agrícola y eco-turístico”.

“Porque si se explotan los yacimientos minerales, todos los manantiales se secarían”, a sabiendas de que éstos “irrigan en el valle de Cibao, miles de tareas que se cultivan de arroz y otros rubros agrícolas que precisan de agua”.

“Esta región cibaeña aporta el    26 % del arroz que consume el país; por tal razón esperamos que se respete el derecho de la población a tener un medio ambiente sano, a poder vivir de forma digna y que se respete la vida”.

Monseñor Antonio Camilo dijo también que se alegra por “el acuerdo a que han llegado las autoridades del país y el compromiso asumido por las compañías” mineras.

Confiando “en que el resultado de dicho acuerdo se dedique con escrupulosa honestidad a atender las necesidades perentorias de la sociedad y no se desvíe a fines diferentes”. 
Agradeció la cuenta periódica que con transparencia se dignen ofrecer a la ciudadanía que acogió con esperanza dichos acuerdos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario