miércoles, 24 de abril de 2013

Llevados al Panteón de la Patria los restos del coronel Caamaño

Caamao Deñó
Ya descansan en el Panteón de la Patria, los restos del líder de la Guerra de Abril, Francisco Alberto Caamaño Deñó, tras ser exaltado este miércoles durante un acto que encabezó el Honorable Presidente dominicano Danilo Medina, al hacerse una ceremoni en la calle Las Damas, de la Ciudad Colonial.
José Tejada Gómez, director de Comunicaciones del Ministerio de Cultura, explicó que en esta oportunidad sólo se colocó el nombre del coronel Caamaño Deñó, pues a sus supuestos restos se le realizan pruebas de ADN para confirmar su autenticidad.
Una vez se confirme esto, se realizará un acto público para depositarlos; mientras llegan los resultados de los estudios que realiza el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), en la lápida del cenotafio se leerá: "Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó (11/6/1932-16/2/73), Presidente Constitucional de la República.

Durante la exaltación, de conformidad con la Ley 4-13, del 15 de febrero de este año, se rindieron honores militares y civiles, entre ellos, un  toque de silencio acompañado por tres descargas de fusilería, y una ofrenda floral.
El héroe de abril abrió la galería "de los libertadores y restauradores contemporáneos", que está ubicada en el lugar más alto y en el centro de la galería que está en el ala derecha desde la entrada del Panteón.

Caamaño Deñó nació en Santo Domingo en 1932. Inicialmente era militar, pero después pasó a la Policía Nacional.  Su liderazgo se incrementó luego del golpe militar al presidente Juan Bosch (1963), cuando se aglutinaron las fuerzas constitucionalistas en busca del retorno de la Constitución de 1963 y de Bosch al poder. 

Durante la Guerra de abril de 1965 encabezó un gobierno que dichas fuerzas proclamaron, las cuales posteriormente se enfrentaron a tropas invasoras de los Estados Unidos.  

Aunque este movimiento no dejó los resultados esperados, Caamaño siguió la lucha y se involucró con grupos socialistas, a fin de conformar un grupo cívico-militar que devolviera la constitucionalidad a la República Dominicana, lo que lo llevó a Cuba en 1967, donde recibió ayuda del gobierno de Fidel Castro.

El 3 de febrero de 1973, Caamaño encabezó una expedición guerrillera que desembarcó en playa Caracoles con el propósito de desalojar del poder al entonces presidente Joaquín Balaguer y reinstaurar el régimen constitucional que había elegido presidente a Bosch en 1962.

Pero trece días después del desembarco, el 16 de febrero  las Fuerzas Armadas anunciaron la muerte de Caamaño junto a dos de sus compañeros, Heriberto Lalane José y Alfredo Pérez Vargas, en el paraje Nizaíto, sección la Orma de San José de Ocoa



No hay comentarios:

Publicar un comentario