miércoles, 20 de febrero de 2013

Viejo rico o rico viejo


Descargar DSC01670.JPG (1094.2 KB)
Descargar
Por Marcelo Peralta
mperiodista1958@hotmail.com
Cada ser humano nace, crece, se reproduce y después muere.

El último período de la vida de los organismos, está caracterizado por la progresiva declinación de las actividades fisiológicas.

Es un período que conlleva a la pérdida de la capacidad de adaptación por parte del individuo a los factores que influyen sobre él.

Juan María Marte es un hombre durante década ejerció el oficio de vendedor de billetes y quinielas de la Lotería Nacional.

Conjugaba ese oficio con la agricultura en la comunidad Pata de Vaca de esta provincia.

Procreó varios hijos e hijas a quienes, quizás no pudo darle los recursos económicos para estudiar carreras técnicas o universitarias.

Don Juan María Marte, se dice amasó una gran fortuna económica, pero no se sabe con exactitud quien la posee.

Hoy día el látigo de la inclemencia castiga su espalda y solo permite caminar algunos metros en los alrededores de su casa.

Este hombre vive sólo en una vetusta casa número 2, ubicada en la esquina que forman las calles Pedro Thómas y Libertad en el barrio La Joya.

Vive en aparente estado de demencia y sobrevive de la caridad de sus vecinos.

Entendidos en el proceso de envejecimiento afirman que es un reto que hay que afrontar cada ser humano.
 
Y afirman que la vejez se contempla como una realidad que afecta a una parte de la población y los viejos se configuran como una categoría independiente del resto de la sociedad.

Se establece que hay una vejez cronológica que en realidad se basa en la edad del retiro del ámbito laboral.

Hay quienes afirman que existe una vejez funcional que utiliza viejo como sinónimo de incapaz o limitado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada