martes, 26 de febrero de 2013

Joven acordeonista descolla

Acordeonista de 15 años.
YA LE LLAMAN "FEFITA LA CHIQUITA"
Invita a los jóvenes a "que se aparten de la violencia, que eso no deja nada bueno, que estudien mucho para que sean hombres y mujeres que aporten a la patria".
KENIA JUNTO A SU MADRE

Por Félix Jacinto Bretón
SABANETA, Santiago Rodriguez.- Kenia Rodríguez Báez cuenta apenas con 15 años de edad, pero ya sobresale en toda esta zona noroestana como acordeonista, a tal punto que se ha ganado el mote de "Fefita la chiquita".

Pero es que Kenia maneja con tanta destreza este instrumento de viento -de origen supuestamente austriaco- que le sigue los pasos a su compueblana Manuela Josefa Cabrera, la mayimba de la música típica dominicana, que es conocida también como "Fefita la grande".

Cualquiera no lo creería, pero esta niña, que con tan solo siete años le puso por primera vez las manos a un acordeón, va escribiendo historia dentro de la música "de tierra adentro", como se le llama a la de güira, tambora y acordeón.

Participo en cuatro oportunidades en actividades encabezadas por el expresidente de la República, doctor Leonel Fernández, quien destacó sus cualidades y habilidades, y le deseó suerte y éxitos.

Ha tocado junto a La Vieja Fefa, la cual la alentó para que siguiera adelante, ya que pocas mujeres se inclinan por tocar este instrumento, además de decirles que veía en ella una promesa de la música típica.

La jóven artista, por igual, ha participado en La Feria Ganadera en Santo Domingo, y en otras actividades importantes de la región y otras zonas del país, ganándose los aplausos y los comentarios elogiosos del público.

Su mas reciente demostración ocurrió durante el desarrollo de la velada campesina de El Guanal, celebrada en la reserva ecológica de esa comunidad, ubicada a pocos kilómetros de aquí, y asombró a los cientos de participantes que le aplaudieron entusiastamente.

Salió muy contenta y esperanzada al final de esta actividad, porque el público la aplaudió fervorosamente y muchos la felicitaron por su presentación. "Qué más se puede pedir", dijo con su todavía voz de niña y su carita de ángel.

Esta novel acordeonista se ha presentado, sin embargo, en otros muchos lugares y ha acudido a diferentes programas de radio y televisión, tanto de aquí como de otros pueblos de la región y el país.

SU HISTORIA
Kenia y su mamá
Una actividad familiar, cuando Kenia contaba con 8 años de edad, fue la fuente de inspiración para que se inclinara por tocar el acordeón. Llegó un grupo típico y ella le dijo a su padre, Federico Rodríguez, que le gustaba ese instrumento.

"Entonces mi padre me compró un acordeón de juguete, porque pensaba que era un cosa de muchacho, pero cuando me lo puso en las manos, le dije que no quería eso, que quería uno de verdad", cuenta con picardía.

A la única niña de la casa, hasta entonces, había que complacerla, y Kenia tuvo su acordeón al poco tiempo, aunque "era de una sola carrera". Con un señor llamado Niño Reyes comenzó a aprender.
Luego adquirió otro acordeón "de dos carreras" y ha aprendido unos cuantos merengues. En su casa, esta niña también tiene un bandoneón, congas y otros instrumentos.

No tiene familiares que se hayan destacado en la música, aunque a su abuelo le gustaba tocar el acordeón "soplándolo con la boca", que eran unos pequeños artefactos que vendían antes. "Me imagino que fue de parte de él, mi abuelo, que heredé esta pasión", asegura.

Rodríguez Báez, con interés de avanzar en el campo de la música, comenzó a asistir a la escuela Don Juan Rosado, de esta localidad. Duró un buen tiempo asistiendo. No tomó clases de acordeón, sino que las lecciones que ha recibido han sido de Niño Reyes, un destacado músico típico local. También de Félix Rosario, acordeonista (que no es Félix del Rosario, ya fallecido).

LEONEL LA FELICITÓ
Esta niña fue capaz hasta de llamar la atención del expresidente de la República, doctor Leonel Fernández. En una actuación durante un acto que encabezada el ex-gobernante, este la felicitó al final del mismo.

"Él (Leonel) me dijo que siguiera hacia adelante, que iba muy bien, y que ojalá que algún día yo identificara la música típica en el sexo femenino", recuerda que le expresó el exmandatario.

QUIERE SER COMO FEFITA
Cada joven tiene sus sueños, y más en el caso de esta niña, que ya se encamina por los senderos de la música típica, con pasos firmes. "Seguir por el camino bueno para poder llegar a ser alguien en el mañana", reflexiona con espontaneidad y soltura, poco común en una muchacha de campo, que apenas cursa el segundo año de bachillerato.

Ella aspira a llegar a ser una profesional, y en Fefita la Grande, Kenia tiene a una de sus mayores fuentes de inspiración. "Fefita me ha alentado y me ha dicho, las veces que hemos hablado, que tengo talento para tocar y que he comenzado con buen pie", destaca Rodríguez Báez.

"Quisiera llegar a ser como la Vieja Fefa, dentro del campo de la música", expone esta joven acordeonista, que tiene entre sus aspiraciones el formar su propio grupo típico en el futuro.

ESTUDIANTE MERITORIA
Kenia, pese a que dedica gran parte del tiempo al acordeón, no se ha descuidado para nada de sus estudios, y el pasado año fue seleccionada estudiante meritoria de Santiago Rodríguez. Fue al Palacio Nacional junto a otros alumnos también destacados.

Ha recibido múltiples reconocimientos. Su madre, Fabiola Báez, asegura que Dios le dio el privilegio de una hija que ha salido, hasta ahora -y espera que no se aparte de ese camino- muy estudiosa y aplicada.

UN BONITO MENSAJE
Al final de esta entrevista, a Kenia le pedimos un mensaje: Soy una persona joven y entiendo los gustos de los jóvenes de hoy, pero veo con preocupación que muchos de estos muchachos se inclinen por los vicios, como son las drogas y otros.

La música urbana, prosigue con su mensaje, no es algo malo, no pido que la dejen, pero se pueden inspirar en otro tipo de música, por ejemplo el merengue. A mi gustan los reguetones, claro, la bachata toda me gusta, pero en especial el merengue, lo que le digo es que no solo se inspiren en la música urbana, sino también en otros géneros.

"Que se aparten de la violencia, que eso no deja nada bueno, que estudien mucho para que sean hombres y mujeres que aporten a la patria en el mañana y que sean gente de bien en todos los sentidos", así concluye esta promesa del arte dominicano su mensaje con el que demuestra que, a pesar de su juventud, tiene bien puestos los pies sobre la tierra ¡éxitos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada