domingo, 27 de mayo de 2012

LAS MADRES VERSUS EL ESTADO Y LA SOCIEDAD


Descargar Dr. Ysócrates Andrês Peña Reyes.jpg (297.6 KB)
LAS MADRES VERSUS EL ESTADO Y LA SOCIEDAD
Por  Dr. Ysócrates Andrés Peña Reyes
Director General del Consejo Regional de Desarrollo (CRD),
 Abogado y Politólogo.
Los agobiantes  problemas que atentan en contra de la estabilidad e integridad de nuestras familias y de cada uno en sentido particular,  imponen como tarea inmediata soportarnos en las madres como luz, guía y columna esencial  del nuevo rumbo, y de las metas que debemos  asumir para lograr un entorno que garantice a todos las mismas oportunidades de paz, bienestar integral y justicia social  que urge la sociedad y el Estado para dar razón de ser a su existencia.
Lo anterior tiene su justa explicación en que la fuerza moral que debe conducirnos  hacia los referidos propósitos, se encuentra engendrada y  encarnada en sus valores más puros y sanos precisamente en las madres, correspondiéndoles a ellas por tanto, llenarse del valor, la fuerza y templanza que les permitan integrarse a tareas y responsabilidades que sobrepasen su actual rol en el hogar.
Es necesario que las madres trasciendan el ejercicio de un oficio  para ayuda del sostenimiento del núcleo familiar, y pasen a desempeñar un papel protagónico como parte de esa nueva y esencial función de sacar a las familias dominicanas de su actual resquebrajamiento, y como consecuencia salvar a nuestra nación  de los alarmantes grados de corrupción, delincuencia, pobreza y atraso social que le perjudican.
Esta integración que se reclama y se necesita de las madres,  deben desarrollarla junto a sus hijos, para que como mentoras y orientadoras, tracen las rutas correctas que se deberán seguir para enfrentar y detener el acelerado proceso de degeneración de los valores morales, y el crecimiento de la delincuencia en todos los órdenes y estratos sociales. Las madres deben dotar a sus hijos, y por ende a la sociedad, de la sabiduría, el discernimiento y la fortaleza moral que les permitan entender que el mejor éxito personal es el que se obtiene a través del trabajo honesto, generando entonces bienestar, paz y felicidad colectiva.
 En este proceso las madres no sólo deben cuestionarse, sino también asumir una actitud decidida a fin de entender que así como es necesario vacunar a sus hijos para protegerlos de las enfermedades físicas, resulta más importante su vacunación contra las enfermedades sociales, por ser éstas las más peligrosas, ya que aunque quizás no destruyan el cuerpo,  corroen la mente y el alma de los humanos.
Siguiendo estas directrices, corresponde a las madres tomar en sus manos la labor de saneamiento moral, a fin de contribuir a que sus hijos sean sanos, física y mentalmente, rescatando en esta sociedad los valores morales, inculcando y concientizando a sus hijos en torno a que es preferible vivir humildemente, pero con la satisfacción de la honestidad, y recibir los beneficios que esta virtud les puede ofrecer.
Los tiempos actuales reclaman que el rol de madre sea una piedra angular del desarrollo social, para que con su autoridad, su amor, dedicación y experiencia orienten y guíen a sus hijos hacia la práctica de la honestidad, la responsabilidad y el cumplimiento del deber, siendo estos tres pilares los necesarios para la plena realización de  las familias dominicanas, la  promoción de una mejor sociedad y construir un Estado Dominicano más sano y sustentable para las presentes y las futuras generaciones.
Ysócrates Andrés Peña Reyes
Director General del Consejo Regional de Desarrollo (CRD),
Abogado y Politólogo.- Tels.809- 224-5496.- E-mail: crdnordeste@yahoo.es    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada