domingo, 27 de mayo de 2012

MUERTES POR LLUVIAS EN HONDURAS
Se elevaron a cuatro las muertes a causa de las lluvias de la temporada 2012 en Honduras, iniciada en la segunda quincena de mayo, informó este domingo la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).
La Comisión dio un reporte estadístico de los efectos de las lluvias en el que detalló cuatro muertes, dos más de las que había informado el martes: una joven de 26 años que se ahogó en un río en el norteño departamento de Yoro, 400 km al noreste de Tegucigalpa, y otra de 21 que quedó soterrada al derrumbarse su vivienda en la capital.
Se sumaron a otras dos víctimas mortales, el subteniente de aviación José Nahúm Ávila Cordón (30), que fue fulminado por un rayo el jueves, en la sede del Décimocuarto Batallón de Infantería, situado en Santa Cruz de Yojoa, departamento de Cortés, 170 km al norte de la capital, y José Iván Méndez, quien fue arrastrado el viernes por un río en la comunidad de Conquire, San Esteban, departamento de Olancho, unos 350 km al noreste de la capital.
Copeco detalló en su informe que, además, las lluvias dejan también nueve heridos, 610 evacuados, 394 damnificados y 553 albergados, 13.000 incomunicados, 211 vivienda dañadas y 73 destruidas.
La Comisión informó que la capital está bajo alerta amarilla y los departamentos de Olancho y El Paraíso (este), Lempira, Intibucá y La Paz (oeste) en verde.
Amarilla significa que los comités de emergencia deben realizar evacuaciones preventivas si el caso lo amerita en los lugares de mayor riesgo por saturación de suelo, o cerca de cauces de quebradas o corrientes de agua que representen peligro inminente para la ciudadanía.
En verde debe mantenerse un monitoreo permanente del desarrollo del fenómeno lluvioso para tomar las acciones pertinentes y evitar que ocurran tragedias.
La temporada de lluvias de 2011 (entre mayo y noviembre) dejó en Honduras 59 muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario