domingo, 6 de mayo de 2012

Muere Erasmo Martínez: Pionero del fotoperiodismo

Erasmo Martínez: Pionero del fotoperiodismo 
 Erasmo Martinez
Por Marcelo Peralta
SANTIAGO, R-.D.  Dejó de existir este domingo, Erasmo Antonio Martínez Pérez, considerado pionero del fotoperiodismo en la República Dominicana, a cuyo oficio dedicó toda su vida.
Sus restos son velados en la Funeraria Blandino de la calle 27 de Febrero de esta ciudad y mañana será sepultado, informa la seccional en Santiago del Colegio Dominicano de Periodistas que dirige Ramón Andrés Paulino.
Martínez Pérez, además de fotoreportero era tambiénpresidente de Asamblea  y coordinador de las misas que se efectúanen el Santuario de la Virgen de La Altagracia templo católico del mismo nombre.
Laboró por muchos años en el desaparecido periódico El Siglo y otros medios escritos.  
Este hombre nació en el centro de la ciudad de Santiago.
Duró más de 60 años supliendo de fotografías a los medios de comunicación escritos de la República Dominicana.
Sus inicios se remontan cuando cumplió 15 años de edad.
 Su esposa fue Mercedes María Sánchez, quien vivían en la calle Sabana Larga, casa 57 del área monumental de Santiago.
Procreó tres hijos Ivonne, Erasmo Antonio y Fátima produciendo éstos 10 nietos.
Su compañera sentimental, afirmaba Martínez Pérez, era hermano de Napoleón Sánchez, a quien mataron en la cárcel de La 40, por ser contrario político a Trujillo.
Fue en la casa de Sánchez donde Martínez Pérez conoció en personal a Aurelio Manolo Tavarez Justo creador del Movimiento 14 de Junio opuesto al régimen de Trujillo.
Fue la única militancia política en la cual estuvo el hoy fallecido, quien dedicó su vida al ejercicio de la fotografía.
Durante 16 años laboró para el periódico Listin Diario, antes de pasar a trabajar en La Nación.
Hubo una época en le pagaban 50 centavos por cada fotografía publicada cuando laboraban para el periódico La Nación
Escribía artículos en medios escritos
El periódico La Nación le pagaba como sueldo en su época de oro la cantidad de 50 pesos, aduciendo que era una paga lujosa.
El abuelo como se le apodaba en ocasiones decía que una de sus experiencia fue que desde el periódico La Nación lo enviaron a Dajabón a cubrir una visita del presidente Rafael Leonidas Trujillo Molina y el mandatario preguntó: Y que hace ese muchacho en el medio lo que cayó como un balde de agua fría en el cuerpo de Martínez.
Sin embargo, una de la seguridad del jefe de Estado explicó que Martínez era el fotógrafo del periódico La Nación, por lo que la calma volvió al cuerpo frío de Martínez.
Trujillo, conforme con la respuesta dijo: Ha eso me gusta que los hombres dominicanos comiencen a trabajar desde temprana edad.
El primer jefe de Estado, sorprendido por la juventud y astucia de Martínez Pérez, ordenó a sus colaboradores buscarle alojamiento y alimentos al fotógrafo del periódico La Nación.
El hoy fallecido, tenía que tomar las fotos al presidente Trujillo cada vez que venía a los pueblos y provincias del Cibao.
No obstante, llevaba por dentro una espinita ya que no comulgaba con la forma de gobernador de Trujillo.
Relataba que cuando tomó conciencia de la forma de gobernador de El Jefe y del aspecto político, Martínez Pérez, comenzó a formar filas en organizaciones de izquierda.
Mientras que en el periódico El Siglo estuvo desde su fundación hasta su desaparición.
Fue reconocido permanentemente por el Colegio Dominicano de Periodistas y por el Sindicato de Trabajadores de la Prensa, de los que fue fundador, con un mural en el edificio de la Villa Olí­mpica, y con un Premio de Concurso Fotográfico cada año.
Don Erasmo Antonio Martínez Pérez, estaba retirado del oficio de la fotografía.
No obstante, se mantenía activo en las labores religiosas en la Iglesia Católica.
Era presidente de Asamblea y coordinador de las misas que se efectuaban en el Santuario de la Virgen de La Altagracia ubicada en el templo que lleva el mismo nombre en la calle General Gregorio Luperón esquina Del Sol frente al parque de recreación Cristóbal Colón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada